Buscador
Ver revista digital
Finanzas

¿Cómo evitará AMLO despidos masivos cuando vendan Banamex?

07-07-2022, 6:10:00 AM Por:
Citibanamex
© Reuters

Entre más grande sea la institución que compre a Citibanamex, más probabilidades existen de fuertes recortes de personal.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo el pasado miércoles que su gobierno pone como condición, entre otras, que no se despida masivamente a trabajadores de Citibanamex, una vez que se venda.

Sin embargo, la tendencia en el sistema bancario global y nacional es inversa. Los sistemas bancarios en el mundo estaban en una fase de reestructuración y adelgazamiento desde antes de la pandemia, el proceso fue interrumpido por dicho fenómeno, pero todo indica que seguirá.

Durante su conferencia matutina, el mandatario mexicano recordó que había fijado cuatro condiciones para que se vendiera Citibanamex, la cuarta de ellas es relativa a la situación de los empleados de la filial del banco estadounidense que se venderá en este semestre, de acuerdo con la misma institución.

La primera condición consiste en que el comprador sea de capital nacional, lo ratificó el presidente, lo que deja de facto, nuevamente, fuera a otras instituciones que han mostrado interés por el banco, como Santander, que recientemente aseguró no sólo estar muy interesado, sino incluso dijo que ya estaba diseñando la estrategia junto con otros expertos para evaluar aspectos como la oferta económica que debería hacer por Citibanamex.

La segunda condición es que el comprador debe estar al corriente en el pago de sus impuestos; la tercera es relativa al patrimonio cultural de Citibanamex, que deberá permanecer en el país.

La cuarta condición es que no se despida masivamente a los trabajadores de Citibanamex. López Obrador aseguró que su gobierno vigilará que no se despida a los trabajadores del banco, mismos que al cierre de marzo totalizaron aproximadamente 31 mil 440 empleados.

Tendencia global de recortes en plazas bancarias

De acuerdo con las cifras disponibles, en todos los sistemas bancarios del mundo existe una tendencia mundial a recortar puestos de trabajo, debido a una serie de factores.

De manera especial, la tecnología y la llegada de nuevos jugadores no bancarios ha golpeado a las instituciones y provocado recortes, y el propio Citibanamex es prueba de lo anterior.

En el año 2010 con motivo de los resultados financieros de la institución durante el cuarto trimestre del año, el Banco señalaba que contaba con aproximadamente 40 mil 500 colaboradores. Lo anterior significa que al cierre de marzo pasado se habían recortado casi una tercera parte de la fuerza laboral con la que contaba 12 años atrás, un 22.37 por ciento para ser exactos.

Cifras de la revista The Economist indican que en Europa países como España han recortado en una década el 32 por ciento de su fuerza laboral bancaria, en Italia el 30 por ciento, Francia 24 por ciento y en Reino Unido es donde mayor estabilidad se ha registrado con un recorte de 15 por ciento de los trabajadores bancarios.

Con estas cifras y debido a la marcada tendencia, ¿cómo se puede garantizar que los empleados de Citibanamex mantengan sus puestos con la venta del banco?

Acuerdos parciales, sacrificio de rentabilidad

Uno de los mecanismos que podrían utilizarse, si no es que el único, sería la firma de un convenio entre comprador y vendedor, con la intermediación del gobierno, para mantener las plazas laborales.

Convenios así no son usuales; de hecho, son de otras épocas en las que los gobiernos trataban de controlar toda la economía, sin importar la carga financiera para las empresas, entre muchas otras variables.

Hoy las compañías de todo tipo, incluyendo las del sector bancario, se rigen por estándares de rentabilidad y con esas líneas adaptan la estructura de sus empresas.

En realidad, firmar un convenio para respetar los puestos laborales vigentes hoy en Citibanamex tendrá que ser evaluado muy detenidamente por el comprador, sobre todo si se trata de otra institución bancaria que ya tenga áreas similares o iguales a varias de las que tiene hoy la institución que será vendida.

Es decir, permitir de entrada que haya duplicidad de funciones no sólo sería perjudicial para las finanzas del nuevo dueño, al pagar a dos personas que hacen el mismo trabajo, sino además poco eficiente en un mundo y mercado en el que estos factores: rentabilidad y eficiencia, son esenciales para la evolución del negocio.

En todo caso, salvo lo que digan expertos en derecho laboral, no se ve cómo se puede obligar a una empresa a no adecuar su estructura laboral de acuerdo con las necesidades que le exige el mercado.

De ningún modo se pide que la gente se quede sin trabajo, pero quizás es tiempo de poner los puntos sobre las íes; muchas veces se pierden trabajos no porque la gente no sea valiosa o no tenga experiencia, sino porque así lo exigen las condiciones de los mercados.

Así, todo dependerá del comprador y de las áreas que tenga en su negocio bancario; invariablemente tendrá que adaptar la estructura de Citibanamex. En este sentido no es ningún secreto que entre más grande sea la institución que compre a Citibanamex, más probabilidades existen de fuertes recortes de personal, y viceversa.

En todo caso, también es probable que eventuales acuerdos entre comprador y vendedor, por iniciativa del gobierno, para mantener la base trabajadora, sean por tiempo determinado, es decir parciales, y por presiones derivadas de una promesa que no contempla el impacto que pueda tener en la rentabilidad de la institución.

El mundo cambió para siempre, el negocio bancario también

No es posible dejar de lado que el negocio bancario, así como prácticamente todos los negocios y sectores de la economía, han cambiado notablemente en el último lustro.

En el caso de los bancos, las grandes tecnológicas como Amazon, Google, Apple y Facebook, ya quitan negocio a dichas instituciones y seguramente lo harán más en el futuro.

De acuerdo con datos del Banco Internacional de Pagos (BIS), las grandes tecnológicas concedieron el año pasado 572 mil millones de dólares en créditos, cifra que se eleva hasta los 800 mil millones de dólares si se suman las fintech más pequeñas.

El mundo se mueve aceleradamente, los tiempos en los que las plazas laborales eran “para siempre” poco a poco pasarán a formar parte de la historia.

Inbursa, el as en la manga de AMLO

Con las condiciones fijadas por el presidente de México para la venta de Citibanamex, hay malas noticias para instituciones como Santander y Banorte, pero podrían ser buenas para Inbursa, el brazo bancario de Grupo Carso, propiedad del hombre más acaudalado de México, Carlos Slim.

Así lo señaló en un reporte el banco inglés Barclays.

La cuarta condición, la de evitar despidos masivos, beneficia más a Inbursa o a cualquier otro banco pequeño que no cuenta con la estructura bancaria minorista que tiene Citibanamex; en cambio, bancos de gran tamaño tienen áreas similares que pondrían en jaque la operación por las duplicidades.

Barclays también se refirió someramente a las otras condiciones, entre las que destaca el origen del capital para financiar la adquisición del banco, factor que no es problema para Slim.

MÁS NOTICIAS:

¿Quieres ser un emprendedor o emprendedora?
Conoce Emprendedor.com el mejor contenido de Ideas de Negocio, Startups, Franquicias, e Inspiración, síguenos y proyecta lo que eres.

Comentarios