revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Finanzas

China ya no es manipulador de divisas; ¿qué significa esto para los mercados?

Se trata de una declaración sorpresiva de Estados Unidos porque apenas unos meses antes el calificativo era inverso, el de un país que manipula su moneda.

15-01-2020, 6:00:02 AM
Moneda China

Estados Unidos ha dejado de considerar a China como país manipulador de divisas, según un informe liberado por el Departamento del Tesoro de ese país. Apenas en agosto del año pasado Estados Unidos había incluido a la nación asiática como país manipulador de divisas, es decir, formaba parte de las naciones que, desde el punto de vista de la economía más grande e importante del mundo, devalúan su moneda en forma intencional para obtener una ventaja competitiva.

Fue el propio presidente Donald Trump quien señaló que Pekín devaluaba intencionalmente el yuan con la intención de disminuir los efectos de los aranceles impuestos previamente, eran algunos de los momentos más álgidos de la guerra comercial entre ambas potencias, fenómeno que a la postre ha golpeado a la economía mundial.

Sorpresivamente y no, Estados Unidos le ha quitado la etiqueta de país manipulador de divisas a su rival comercial. La noticia es positiva por donde se vea, pero al mismo tiempo tiene consecuencias que de entrada también son positivas siempre y cuando se mantengan los criterios estrictamente financieros y de mercado para llamar o no a una nación manipuladora de divisas, sólo que en los meses recientes justo hemos visto claramente que los juegos políticos se combinan con los económicos y/o de mercado, eso es muy riesgoso.

Estos son algunos aspectos que podemos “desmenuzar” para usted amable lector sobre la relevancia de la noticia: los posibles efectos de corto, mediano y largo plazo, así como lo que significa para los mercados cambiarios del mundo esta supuesta “nueva” postura de las dos economías más importantes del mundo.

China - Estados Unidos
Depositphotos

Te puede interesar: Estos son los países afectados por la guerra de divisas

¿Qué es una nación manipuladora de divisas?

Se refiere a un país que intencionalmente mueve el precio de su divisa en los mercados cambiarios locales y mundiales para que tenga un precio determinado, que se reoriente a una tendencia previamente definida o de plano quede fija en una zona de determinada cotización. En otras palabras, el país por medio de intervenciones directas en los mercados lleva el precio de su divisa a donde quiere. En los hechos, cualquier nación puede ser manipuladora de divisas, pero generalmente son los países que tienen regímenes cambiarios controlados los que suelen adoptar en determinados momentos dichas prácticas. También es importante señalar que, si bien cualquier nación puede ser manipuladora de divisas, depende del tamaño y su influencia económica el impacto que tendría dicha medida. No es lo mismo que un país como China sea manipulador de divisas a que lo sea Venezuela, con una moneda muy devaluada.

Guerra comercial
Depositphotos

¿Puede ser castigada la nación manipuladora de divisas?

No, no existe algún acuerdo internacional que señale que no se pueden manipular las divisas de una nación; una de las virtudes de los mercados consiste en que pueden autorregular este tipo de situaciones. Si bien no existe una sanción directa contra las naciones manipuladoras de divisas, los mercados sí pueden castigar a la nación con un movimiento contrario al esperado e impactar en su economía.

¿Qué tanto influye una acción de este tipo en los mercados y la economía?

Como señalamos, la acción de manipulación de divisas puede influir mucho o no, dependiendo del tamaño del país que, supuestamente, pudiera practicarla. El yuan es una moneda muy fuerte en el mundo, por lo tanto, sus conexiones económicas son igualmente profundas. Una eventual manipulación en su precio influye para bien o para mal en los mercados, los “sacude”, igual que en la economía. Por no hablar del imapcto que puede tener en expectativas económicas, diversificación del comercio, precios en el sector energético, inflación mundial o determinación de tasas de interés. Definitivamente si la divisa supuestamente manipulada pertenece a una economía grande e influyente, existen muchas probabilidades de que la volatilidad financiera y económica perdure al menos por un tiempo.

El significado de la acción de Estados Unidos

Al dejar de ser considerado como un país manipulador de divisas, se abren las puertas para que el diálogo y entendimiento entre China y Estados Unidos sea más efectivo, ambas naciones van a firmar este 15 de enero un acuerdo preliminar que sería el primer paso para terminar con las fricciones comerciales que han sacudido al mundo los dos años recientes.

Con este reconocimiento, China y Estados Unidos mandan señales positivas a los mercados cambiarios, que seguramente reaccionarán con ajustes a favor del dólar y del yuan, o con cotizaciones estables. Los mercados de cambios han eliminado al menos por un tiempo un factor de incertidumbre, con el yuan ahora reconocido oficialmente por la economía más importante del planeta como una divisa libre de manipulación, es decir, sujeta sólo a las fuerzas del mercado.

productos chinos
Depositphotos

¿Y el peso mexicano?

Teóricamente debe fortalecerse por un entorno de mayor estabilidad; es probable que el dólar baje contra el peso porque, pese a ser la moneda fuerte su contraparte, el peso está enmarcado dentro de las divisas de naciones emergentes, que son muy influidas para bien o para mal por monedas tan fuertes como el yuan chino, que a su vez pese a ser la divisa de la segunda economía más importante del planeta. No ha dejado de estar considerada en la canasta de las emergentes. Prepárese amable lector, es posible que veamos un peso sólido al menos el primer mes de este año.

Lee: El peso es el ‘campeón’ de Latinoamérica en 2019

Ver comentarios

Comentarios