Buscador
Ver revista digital
Finanzas

Bitcoin: Si hubieras comprado uno en 2016, este sería tu rendimiento hoy

11-02-2021, 11:03:42 AM Por:
Bitcoin
© Depositphotos

No hay en el planeta un solo instrumento financiero que se acerque siquiera un poco en rendimiento a lo que ha pagado el bitcoin en los últimos años.

En el mundo de las inversiones, como en la vida en general, el hubiera no existe. Las decisiones de inversión se toman con base en muchos factores, mismos que con el paso del tiempo se analizan para saber si fueron correctamente evaluados. Las “bolas de cristal” tampoco existen, y nadie puede adivinar lo que sucederá en el futuro.

Pero, en ocasiones vale la pena ver en retrospectiva, para evaluar los instrumentos que han registrado mejores rendimientos en determinado mercado, o en las inversiones en general, estudiar lo que sucedió y sacar con ello conclusiones de hacia dónde pueden ir estos mismos instrumentos, y porqué.

También, en el mundo de las inversiones se dice que la estrategia ideal es la de largo plazo, que solamente en un horizonte de tiempo relativamente amplio se pueden observar los frutos generados por la maduración de las inversiones. En parte es cierto, el corto plazo generalmente beneficia poco o nada a las inversiones, sin olvidar que siempre hay algunos afortunados.

Sin duda alguna entre esos afortunados se encuentran quienes hace 5 años invirtieron en un instrumento que, literalmente, no era nada o significaba poco, un instrumento que en esencia no es un instrumento financiero, de ahí la dificultad para que hasta la fecha sea fácil de entender, pero que ha generado rendimientos inimaginables además de estratosféricos: el bitcoin.

Para acabar pronto, en este momento no hay sobre la faz de la tierra, ni en los mercados emergentes, desarrollados o subdesarrollados, instrumento de inversión alguno que haya pagado en rendimiento lo que ha pagado esta misteriosa e inentendible para muchos, todavía, criptomoneda, que no es moneda, no es instrumento financiero clásico, no está respaldada por banco central alguno y no es divisa de uso corriente. Enseguida un breve recuento y las cifras de rendimiento que son para reflexionar sobre lo que significa invertir.

Cuando el bitcoin no era nada ni nadie

El bitcoin nace en 2009, no abordaremos su historia ni las circunstancias de su nacimiento para no extendernos, y porque no aporta mucho al objetivo del artículo. En el horizonte de tiempo que evaluamos, para una inversión que aporta resultados importantes de rentabilidad según dicen los expertos, es decir un panorama de 5 años, nos remitimos a febrero de 2016.

En ese año, febrero de 2016, el bitcon empezaba a figurar en el panorama financiero, ya había irrumpido, pero todavía se le consideraba un “extraño” en el mejor de los casos. La verdad es que para la mayoría de los inversionistas de entonces, esta criptodivisa era lo más parecido a una mala broma.

En ese momento la criptomoneda cotizaba alrededor de 439 dólares, todavía muy lejos de los 1,112 dólares que llegó a cotizar en noviembre de 2013, cuando la fiebre por lo desconocido lo llevó a esos niveles, catalogados por la inmensa mayoría del mercado como un desvarío, una locura, una apuesta fallida para todo aquel que se atreviera a apostar su dinero en algo que no tenía sentido: una moneda que no era moneda, que tenía edición limitada, que se sustentaba en la tecnología y no en las reservas monetarias de un banco central, y que para colmo de males, nadie sabía a ciencia cierta si su inventor, Satoshi Nakamoto, era una persona real o un charlatán.

De hecho, para muchos esos 439 dólares de entonces eran un sinsentido, una locura, no valía la pena invertir en eso.

El salmón de las criptomonedas

El bitcoin siguió por un tiempo su trayecto a contracorriente, lo más parecido a un salmón, que lucha contra la tendencia de la corriente del río, contra los depredadores listos para comérselo, contra el destino mismo. Parecía que igual que muchos de estos peces, el bitcoin terminaría sus días en cualquier momento.

Pero la consolidación de la tecnología hizo su parte, la expansión de los medios de pago y también las crisis de las economías, con bancos centrales que pasan dificultades para sortearlas, consolidaron también a esta y otras criptodivisas.

Poco a poco, primero la recuperación del valor de 1,000 dólares un año después en octubre de 2017, luego la primera gran ola alcista y especulativa que lo llevó a 13 mil 800 dólares en diciembre de ese mismo año, para un posterior periodo de corrección hasta los 3 mil dólares un año después.

La volatilidad ha sido sin duda la mayor etiqueta del bitcoin, eso ha generado que muchos lo miren con desconfianza. Sin embargo, la criptodivisa vuelve a tomar bríos después de cada periodo de ajuste. El bitcoin llegó a enero de 2020 en 9 mil 300 dólares. Lo que vendría después será para la historia, por la pandemia y por la cotización de la criptomoneda.

El ‘Big Bang’ de las criptomonedas

En febrero, cuando la pandemia empezó a colapsar al mundo entero, también inició la carrera desenfrenada de las criptodivisas, especialmente del bitcoin. La criptomoneda más popular del mundo terminó el año pasado alrededor de 28 mil 900 dólares; cuando tocó los 20 mil dólares, infinidad de analistas y miembros de la comunidad financiera internacional se desgañitaba señalando que era una locura, no sabían lo que vendría.

Actualmente el bitcoin ya “probó” las mieles de los 50 mil dólares, fue como un ‘Big Bang’, no surgió de la nada, pero su “explosión” fue muy similar, tanto que un banco de inversión ha realizado proyecciones que lo colocan arriba de los 100 mil dólares en un horizonte de mediano plazo.

Conforme ha subido su valor, se han apagado las voces que hablan de locura en el mercado, aunque sigue el debate en torno a si es o no una burbuja especulativa. Sea lo que sea, locura o burbuja, inversionistas de la talla de Elon Musk por medio de su empresa Tesla le invirtió a la criptomoneda la nada despreciable suma de 1,500 millones de dólares y anunció que la incorporarán en su catálogo de medios de pago.

En el mundo de las inversiones, el hubiera no existe, pero si alguien tuvo un solo bitcoin en febrero de 2016 y todavía lo conserva, hoy su inversión tiene un rendimiento nominal de 10,036%, o lo que es lo mismo, ganó 101 veces lo que invirtió. Pagó 439 dólares y hoy tiene en sus manos 44 mil 500 dólares.

Como señalamos, no hay en el planeta un solo instrumento financiero que se acerque siquiera un poco en rendimiento a lo que ha pagado el bitcoin. El futuro nadie lo sabe, pero sin duda el pasado también nos deja lecciones.

*Alto Nivel tiene Telegram. Ahora puedes encontrarnos en  https://t.me/Alto_Nivel y recibirás cada día nuestras noticias más importantes.

bitcoin criptomonedas finanzas inversión rendimientos bitcoin
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

revista

Revista Digital Alto Nivel

Febrero 2021

Te recomendamos estos artículos de este mes:

Innovaciones en salud llenan la feria CES 2021
Innovaciones en salud llenan la feria CES 2021
Los temas laborales del 2021
Los temas laborales del 2021
Demagogia
Demagogia
Explora el azul y blanco del Montblanc 1858 Geosphere Blue
Explora el azul y blanco del Montblanc 1858 Geosphere Blue
La infraestructura genera bienestar para los más vulnerables
La infraestructura genera bienestar para los más vulnerables
Chopard confía en el Zodiaco chino
Chopard confía en el Zodiaco chino
Comentarios