revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Finanzas

Así es la evolución del riesgo país de México, tras 20 años de medición

En 1999 empezó la cobertura para nuestro país de la medición riesgo país y, hoy, el indicador cumple un cuarto de siglo

14-06-2019, 6:59:35 AM
Peso

El Emerging Markets Bonds Index Plus (EMBIS+), usualmente conocido como riesgo país, es un indicador que sirve para medir la diferencia entre la tasa de interés que debe pagar un país con economía emergente por emitir deuda en los mercados globales, respecto a la tasa que pagan los bonos del tesoro de Estados Unidos, instrumentos que están considerados como libres de riesgo por ser emitidos y respaldados por la mayor economía del planeta.

Este indicador cumple 25 años de existencia y México empezó a ser considerado en su lista hace 20 años, en 1999; dicho índice solamente se compone por naciones emergentes, como su nombre lo indica, y tampoco están considerados todos los países emergentes. El EMBI+ mide la salud financiera de las economías incluidas, de modo que los inversionistas globales puedan tomar decisiones cuando los países contemplados deciden emitir deuda (bonos), en los mercados mundiales.

De acuerdo con las cifras históricas, México tiene actualmente un nivel de riesgo financiero de nivel medio, no está en su nivel más bajo ni tampoco en el más elevado, aunque sí es un índice que se ha deteriorado en los meses recientes, es decir, se ha incrementado el riesgo de México como nación.  

De acuerdo con la cifra más reciente, el nivel de riesgo país de México se ubica en 255 puntos. La cifra histórica más alta se ubica en 624 puntos y se registró el 24 de octubre de 2008, en plena crisis subprime que puso al mundo al borde de una recesión similar a la Gran Depresión de los años 20 del siglo pasado.

El nivel más bajo para México de este mismo indicador se ubicó en 71 puntos, registrado el 1 de junio de 2007, es decir, la crisis hipotecaria como también se le denominó “disparó” el riesgo de México nada más ni nada menos que 553 puntos en unos cuántos meses.

Lee: 3 señales que muestran el flujo de las inversiones hacia México

Inicia la medición poco después del gran colapso del peso

El inicio de la medición del riesgo-país de México fue años después del gran colapso del peso reportado el 21 de diciembre de 1994; en 1999 inicia el indicador para nuestro país y se colocó en 363 puntos. No obstante, los altibajos que se registran como en cualquier otro indicador, el riesgo de México mostró descensos constantes en el largo plazo hasta el año 2007 cuando “rebotó” ante el inicio de los primeros estragos de la gran crisis hipotecaria ya señalada líneas arriba y que como sabemos no fue originada en México.

Como consignamos, el punto mínimo del riesgo financiero de México se ubicó en 71 puntos en el año 2007, desde entonces se inició el otro periodo que a su vez se dividió en dos fases.

Lee: Las razones que limitan la calificación de México, de acuerdo con Moody’s

peso

Las condiciones actuales

La primera fase de “rebote” del riesgo-país mexicano se caracterizó por un impulso acelerado ante las condiciones que en ese momento registraba la economía mundial. El repunte del riesgo-país se reportó desde 98 puntos cuando empezaron los problemas globales hasta un máximo de 362 puntos alcanzados a finales de 2008.

La segunda fase es la que está vigente en la actualidad, con variaciones del indicador que no pueden romper con solidez el “piso” de 200 puntos, pero tampoco va más allá de 270 unidades.

El riesgo-país actual de México nos dice que nuestra nación ya no está en un nivel de baja exposición ante la volatilidad de los capitales globales, pero tampoco alcanza niveles como los de Argentina o Brasil; el riesgo país de esta segunda nación rebasa los 800 puntos.

Sin embargo, México sí ha resultado castigado en los meses recientes ante eventos que los inversionistas consideran como malas decisiones para la evolución de largo plazo de la economía mexicana, uno de ellos fue el impulso que registró este indicador cuando se canceló el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), cuando subió a 230 puntos desde un nivel previo de 170 unidades. 

deficiencia
Twitter

La evolución del riesgo financiero de México en los meses recientes no es favorable; es cierto que no vivimos los peores momentos, pero no es deseable un incremento de dicho indicador porque refleja, entre otras cosas, deterioro de las condiciones económico-financieras. Como señalamos líneas arriba, el riesgo-país mide también la salud de las economías y en el caso de México los especialistas dicen que esta necesita reposo y vitaminas parea reanimarse, a riesgo de que se inicie otra etapa.

Lee: Fitch Ratings degrada calificación de México y la perspectiva es negativa