Finanzas

5 factores que vigilarán los fondos de inversión este 2019

Decisiones como las de la Fed y otros intermediarios son las que definen en muchas ocasiones el rumbo de algunos mercados globales.

08-01-2019, 10:12:56 AM
FED
Fondos de inversión Fondos de inversión

Los analistas de fondos de inversión juegan un papel determinante en la elaboración de estrategias por parte de los bancos y otros agentes financieros como casas de bolsa o gestores de esos mismos fondos.

Sus análisis determinan en gran medida la dirección de los recursos, la forma en que se invertirán y los plazos.

Lee: México y sus tasas de interés rebasan a los países emergentes 

De acuerdo con Natixis investments managers, filial del fondo de inversión número 16 del mundo, en términos generales para este 2019 los grandes fondos de inversión tendrán en la mira cinco factores para evaluar la dirección de los miles de millones que manejan en México y en el mundo, son los siguientes:

Fed

  • Crecimiento

Durante la mayor parte de la recuperación y expansión posterior a la crisis financiera global, el crecimiento ha sido positivo pero lento. La proyección para cada uno de los últimos años era que el crecimiento seria sólido y seguiría una trayectoria modestamente al alza – nada espectacular, pero el movimiento parecía acelerarse en la dirección correcta.

En retrospectiva, 2018 fue probablemente el ápice de este crecimiento en EEUU, recargado por el recorte fiscal y la ley presupuestal bipartita masivamente expansionista. Igualmente, el crecimiento en la zona euro, según cálculos en PIB real y otras métricas en la actividad, parece haber llegado a máximos en el 4T de 2017. Lo mismo puede decirse de Japón.

Esta desaceleración parece un cambio inevitable a partir de datos por encima del potencial y un crecimiento insostenible y hacia niveles más naturales a largo plazo. Esto no implica, todavía, que una recesión sea inminente. Sin embargo, sí juega un papel clave en los demás cambios importantes que anticipamos en el horizonte.

FedSofía Ugalde
  • Tasas de Interés

La mayoría de los observadores han anticipado mayores rendimientos en los bonos del Tesoro de EEUU durante un tiempo. Sin embargo, el alza cíclica en las tasas no logró materializarse en el 2014, 2015, y la mayoría del 2016 – hasta la elección del presidente Trump en noviembre. Una economía fortalecida en conjunto con las políticas expansionistas de Trump finalmente intervino para elevar las tasas en 2017– 2018, pero esto ya no será el caso por un tiempo.

Habiendo alcanzado lo que podría ser un máximo provisional en crecimiento global a principios del año, las tasas probablemente bajarán o se quedarán dentro del rango. Los principales impulsores de esta visión incluyen un crecimiento desacelerado global que añade presión a la baja en las tasas reales y precios del petróleo más bajos, lo que reduce las expectativas de inflación.

Si bien no es probable que las tasas de desplomen, por primera vez en muchos años no hay un gran riesgo para los bonos a partir de un alza en los rendimientos. Como resultado, cada vez preocupa menos el riesgo estructural en los plazos. En palabras más simples, no hay temores sobre un riesgo de menor duración.

fed

  • Dólar

En concordancia con un crecimiento más sólido en Estados Unidos, el aumento en los diferenciales de las tasas de interés, y una más política más agresiva del banco, los mercados han mantenido por lo general una postura ascendente hacia el dólar durante la mayor parte del último lustro. Esto ha demostrado ser atinado en cuatro de estos cinco años con el 2017 como la única excepción.

Ahora, con la ralentización del crecimiento en Estados Unidos a partir de un máximo y la tendencia de la Reserva Federal a ser más dovish (más moderada), las ganancias del dólar se ven menos certeras.

Sin embargo, no se anticipa una caída del dólar. Más probablemente, permanecerá dentro del rango mientras que los mercados observan y esperan a ver quién pedalea más rápido – Powell o Draghi. Entonces, ¿Cuál es el gran cambio? Por primera vez en cinco años la postura en cuanto al dólar no es al alza.

Fed

  • La Fed

Desde la concepción del “Dot Plot,” se ha vuelto común monitorear la divergencia entre la trayectoria de las tasas prevista por la Fed y los pronósticos del mercado como indican los futuros de Fondos de la Fed.

Analizando en retrospectiva hasta el 2015, el mercado, según las consideraciones de los futuros de Fondos de la Fed, usualmente ha tenido menos fe en la capacidad de la Fed para elevar realmente las tasas,

Hasta ahora, la Fed ha ganado esta batalla, elevando las tasas metódicamente durante los últimos tres años, sin importar la volatilidad del mercado, los impactos geopolíticos y, más recientemente, los desacuerdos presidenciales.

Actualmente, sin embargo, esto ha cambiado. Todavía había una brecha significativa entre las expectativas del mercado – por menos de dos alzas el año próximo– versus la táctica o Dot Plot de la Fed de tres aumentos.

Sin embargo, en conjunto con el alza más reciente, la Fed ha empezado a reducir dichas proyecciones un poco. Este es un cambio significativo porque por durante los últimos tres años el mercado ha tenido que alcanzar a la perspectiva de la Fed para 2019, es probable que la Fed deberá bajar su postura hasta emparejar a la visión del mercado.

FedDepositphotos
  • Volatilidad

Durante años, una extraordinaria política monetaria combinada con el sólido aumento en las ganancias ha suprimido artificialmente la volatilidad de la renta variable, y 2017 fue uno de los años más tranquilos en la historia.

En este entorno de volatilidad históricamente baja, las perspectivas anuales han exigido consistentemente una reversión precipitada hacia niveles de volatilidad más altos.

Existe aún bastante margen para una volatilidad más alta, especialmente si la economía desfallece más de lo esperado o si la Fed se pasa de estricta. Pero por primera vez en varios años, no se predice un aumento drástico en los niveles de volatilidad en un futuro. Esto es una buena noticia. En cuanto a la mala, los niveles actuales de volatilidad todavía pueden afectar la confianza de los inversionistas.

Para ellos, estos cambios, junto con la reciente venta masiva en el mercado, ofrecen una buena oportunidad para revisar las asignaciones de su portafolio con miras al nuevo año.

Recomendamos: La Fed eleva sus tasas de interés pese a los ataques de Trump

 

También podría interesarte:

Comentarios