Sat

Tipos de régimen fiscal del SAT, ¿cuál debes elegir?

¿Sabes cuál de los tipos de régimen fiscal del SAT te conviene más? Te presentamos una guía de los principales regímenes de incorporación fiscal para que elijas el que más se adecue a tus necesidades, ya sea que vayas a iniciar un negocio, una asociación sin fines de lucro o decidas trabajar como freelance.

27-03-2018, 12:03:58 PM
regímenes fiscales, régimen fiscal

De las obligaciones ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) es complicado escaparse, así que si vas a iniciar un negocio, una asociación sin fines de lucro o trabajarás de forma independiente, debes elegir de los tipos de régimen fiscal el que más se adecua a tus necesidades, así como estar atento a las obligaciones que debes cumplir.

Aquí te compartimos una guía de los principales tipos de régimen fiscal para personas físicas y morales.

Tipos de régimen fiscal para personas físicas

  1. Asalariados. Si recibes salarios y prestaciones de un patrón tributarás en este régimen fiscal. En el caso de que tengas ingresos superiores a 400,000 pesos en el ejercicio fiscal, hayas tenido más de un patrón en el año o si tienes ingresos provenientes del extranjero, deberás presentar tu declaración anual. Adicionalmente, si quieras realizar deducciones personales tendrás que presentar la declaración anual para poder recibir tu saldo de ISR a favor. Hasta febrero pasado el SAT tenía registrados a 25.72 millones de personas físicas y 30.13 millones de asalariados.
  2. Servicios profesionales (honorarios). Este régimen aplica a las personas que brindan servicios profesionales de manera independiente a empresas, dependencias de gobierno o a personas físicas en general, como contadores, médicos, abogados, por mencionar algunos. Puedes leer más sobre este régimen aquí.
  3. Actividades empresariales. Si realizas actividades comerciales, industriales, de autotransporte, agrícolas, ganaderas, de pesca o silvícolas te corresponde el régimen de actividades empresariales. Aplica a negocios como restaurantes, cafeterías, fondas, talleres mecánicos, entre otros.
  4. Arrendamiento de inmuebles. Las personas que obtengan ingresos por rentar bienes inmuebles también deben cumplir con sus obligaciones fiscales en este régimen.
  5. Régimen de Incorporación Fiscal (RIF). El RIF sustituye desde el 2014 a los famosos Repecos y es para los contribuyentes que realicen actividades empresariales, que vendan bienes o presten servicios por los que no se requiera para su realización título profesional. El beneficio es que estos contribuyentes no pagarán ISR durante el primer año y a partir del segundo la reducción del impuesto disminuye en 10% anualmente. Más información aquí.

“Una persona física no solo puede tener un régimen fiscal. Un asalariado podría estar dado de alta en el RIF o en el general que es de actividades profesionales o empresariales. Eso es muy común”, comentó Roberto Colín, integrante de la Comisión Fiscal 2 – Bosques del Colegio de Contadores Públicos de México (CCPM), esto siempre y cuando los ingresos no superen los dos millones de pesos.

Tipos de régimen fiscal para Personas Morales

Una persona moral es una agrupación de personas que se unen para un fin determinado, como una sociedad mercantil o sociedad civil. El régimen en el que tributen dependerá de su objeto social.

Acumulación de ingresos

Para aquellos contribuyentes que tengan ingresos máximos de cinco millones de pesos anuales, el SAT otorga una facilidad para sus obligaciones fiscales con el régimen de acumulación de ingresos para personas morales.

Este régimen se dirige a micro, pequeñas y medianas empresas. Así, las personas morales constituidas únicamente por personas físicas pueden optar por pagar el ISR mediante flujo de efectivo, es decir, acumulando ingresos y deducciones autorizadas.

Esta medida beneficia a cerca de 300,000 contribuyentes, de acuerdo con el fisco.

“Tiene otras ventajas como que en vez de aplicar la deducción de costo de ventas como en el régimen general, pueden aplicar la deducción de compras. También se creó alineado con las sociedades de acción simplificada”, dijo Colín.

Sociedades por Acción Simplificadas

Las Sociedades por Acción Simplificadas (SAS) es un nuevo régimen societario que permite a una o más personas físicas constituir su empresa a través de medios electrónicos donde la intervención del fedatario público es opcional. Con esto, el gobierno federal busca reducir la informalidad y simplificar el proceso de constitución para micro y pequeñas empresas.

“Con el mecanismo ya ni siquiera tienes que ir al notario para protocolizar el acta constitutiva, es una gran facilidad porque agiliza la tramitología. Les permite tributar con más beneficios que las otras personas morales. La autoridad también creó un aplicativo para que puedan subir sus ingresos y gastos y así considera que cumple con la contabilidad”, comentó el especialista del CCPM.

Entre otros ejemplos de personas morales, destacan:

  • Instituciones de asistencia o de beneficencia.
  • Asociaciones Deportivas reconocidas por la Comisión Nacional del Deporte, siempre y cuando éstas sean miembros del Sistema Nacional del Deporte, en términos de la Ley General de Cultura Física y Deporte.
  • Asociaciones religiosas.
  • Donatarias autorizadas.
  • Asociaciones patronales, sindicatos obreros, cámaras de comercio e industria.
  • Asociaciones o sociedades civiles de enseñanza, de investigación científica o tecnológica.
  • Sociedades cooperativas de consumo.
  • Instituciones o sociedades civiles que administren fondos o cajas de ahorro.
  • Asociaciones de padres de familia.

También podría interesarte:

Comentarios