revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

corona
174 decesos
3181 confirmados
9128 sospechosos
Finanzas Personales

Las Afores tuvieron minusvalías en febrero. ¿Me debería cambiar?

Las decisiones apresuradas, como el cambiarse de una Afore a otra en periodos de incertidumbre financiera, generalmente provocan más daño que beneficio.

05-03-2020, 6:00:24 AM
ahoro

La volatilidad financiera mundial ya se reflejó en el ahorro para el retiro, durante el segundo mes del año, las Afores reportaron minusvalías por 26 mil 420 millones de pesos, de acuerdo con la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Era solo cuestión de tiempo para que algo así pasara; es importante saber y reconocer que al final del día los miles de millones de pesos de los trabajadores mexicanos se invierten en instrumentos financieros, y así como los momentos positivos entregan resultados favorables, los periodos de volatilidad también cobran su cuota.

Sin embargo, las decisiones apresuradas, como el cambiarse de una Afore a otra en periodos de incertidumbre financiera, generalmente provocan más daño que beneficio. Es importante saber que los mercados tienen altas y bajas y que la perspectiva de largo plazo del ahorro para el retiro es determinante para el futuro de nuestros rendimientos y ahorros, más que un periodo de volatilidad.

Antes de explicar si se debe o no cambiar de Afore en este momento, es bueno recordar la diferencia entre minusvalía y pérdida, toda vez que es un concepto fundamental para este rubro de las Afores y lamentablemente muchas veces no es bien entendido, además de que algunas veces los mismos “asesores” de las Afores tampoco entienden plenamente el concepto o tratan de confundir a la gente, para convencerlos de que se cambien y lo utilizan en forma poco ética.

afore
Depositphotos Afore

Minusvalías vs pérdidas, la diferencia

Una pérdida en el argot financiero es algo que ya no se recupera, es definitivo. Si una persona quiere recuperar lo perdido, generalmente debe empezar desde cero invirtiendo nuevos recursos ya sea que provengan de su bolsillo, endeudándose o mediante la venta de algún activo.

En cambio, una minusvalía se entiende como la disminución temporal del valor de un activo, la temporalidad es un asunto indeterminado, ya que puede ser de muy corto o de muy largo plazo con todos los intermedios posibles. En otras palabras, una pérdida es irreversible, mientras que una minusvalía no lo es porque esa disminución de valor del activo es temporal, con el paso de los años generalmente se recupera.

Pero en el caso específico del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), entra en juego un elemento más que es determinante: el tiempo. En el SAR de México un alto porcentaje de los trabajadores están lejos del retiro, o cuando menos con un horizonte de tiempo suficiente para esperar que sus ahorros se recuperen de las minusvalías.

Y decimos minusvalías con toda intención porque al estar lejos los trabajadores de sus fechas de retiro, entonces sus ahorros siguen invertidos, con la oportunidad de recuperar valor. A diferencia de un escenario en el que ya estuvieran a punto del retiro, lo que obligaría a su Afore a dejar de invertir esos recursos y entonces sí asumir pérdidas.

En conclusión, una pérdida se asume cuando el inversionista ya no invierte más, cierra su posición, es decir vende lo que tenga que vender y recibe el dinero que le queda. En cambio, una minusvalía es una disminución temporal del activo, que generalmente se recupera con el paso del tiempo; dicho activo, en este caso la cuenta de ahorro para el retiro de los trabajadores, suele tener más valor con el paso de los años por las capitalizaciones (aportaciones y/o ahorro voluntario), más los periodos de plusvalías (que históricamente han sido muchos mas que los de minusvalías).

Lee: Esto es lo que NO debe tener una reforma al sistema de pensiones

Peso afore
Especial

¿Me cambio o no de Afore?

No, definitivamente no es lo más inteligente y cauto cambiarse de Afore en periodos de minusvalías porque de hecho si lo hacemos lo más seguro es que incurramos justo en lo que no queremos incurrir, en pérdidas. El mejor momento para analizar un virtual cambio de Afore es justo en periodos de plusvalías y no en minusvalías.

Si nos cambiamos de Afore en un periodo negativo, que no de pérdidas, la institución que administra nuestros recursos debe “liquidar” nuestra posición, es decir, vender los papeles en los que invirtió los recursos que forman parte de nuestro ahorro, para traspasar esos fondos a la nueva institución elegida por nosotros.

Recordemos que la Afore recibió dinero de nosotros y, por lo tanto, lo que debe regresar a la Afore que nos administrará nuestros ahorros es también dinero; así, al vender la llamada “posición” en un periodo de minusvalía, es decir los papeles en los que tiene invertidos nuestros ahorros, es seguro que deberá entonces sí asumir la pérdida correspondiente ya que eso fondos no se invertirán más por parte de ellos, originando sin intención una pérdida en la cuenta del trabajador.

Cambiarse de Afore en periodos de volatilidad extrema, así como tomar cualquier decisión de inversión, es altamente riesgoso.

Recomendamos: Prepárate, con esta porción de tu salario vivirás tu retiro

Peso afore
Especial
Ver comentarios

Comentarios