Buscador
Ver revista digital
Inversiones

Todos podemos invertir

03-06-2022, 4:06:33 PM Por:
Trading
© Depositphotos.com

El trading es una de las formas de inversión que más se han popularizado. Aquí te explicamos qué es y cómo operar para tener los mejores resultados.

Por Marcelo Berenstein

Internet disparó el desarrollo de plataformas que, combinando innovación e implementación de tecnologías emergentes, acercan a millones de personas en todo el mundo la posibilidad de invertir desde cualquier lugar y en cualquier dispositivo.

Solo hace falta una buena conexión a Internet para que los inversores noveles o expertos puedan acceder a los brokers online con rapidez y seguridad.

El desarrollo de tecnologías potentes y seguras ha permitido que, en los últimos años, los inversores en línea se hayan multiplicado y haya una variedad de plataformas disponibles, como por ejemplo Ava Trade.

Los usuarios solo deben cliquear en el sitio del broker que considere más apropiado para comenzar a hacer trading.

¿Y qué es trading?

Básicamente se refiere a la negociación que se produce en los mercados financieros buscando rentabilidad a través de la compra y venta de activos, como divisas, derivados o acciones.

Los plazos de las inversiones suelen ser cortos en su mayoría, aunque, según el tipo, existen plazos más extensos. Concretamente hablamos de operaciones que van desde segundos a horas, días y semanas.

Invertir en trading tiene una lógica sencilla. En los momentos en que el precio va en racha alcista se compra barato y se vende a un valor más alto antes de que descienda. Cuando el precio baja, se vende a un precio superior y posteriormente comprar a un valor más bajo.

Tipos de trading

Los diferentes tipos de trading se relacionan con el plazo de inversión y son los siguientes:

1. Day Trading: Inversión de tiempos cortos. Tanto las operaciones de venta como las de compras comienzan y terminan en el mismo día. Este tipo de trading permite operar con diferentes activos.

2. Scalping: Operaciones de baja rentabilidad que se realizan en plazos muy breves. Se opera identificando pequeños vaivenes en los activos.

Si tu meta como inversor pasa por acumular grandes beneficios ten en cuenta que necesitarás realizar numerosas operaciones positivas para lograrlo. Ets, CFDs y futuros son las opciones más elegidas por los inversores que se atreven al scalping y, en menor medida, índices, divisas y materias primas.

3. Swing trading: Modalidad de inversión con plazos más extensos. Permite invertir manteniendo activas las operaciones con un plazo máximo de 10 días.

4. Trading direccional: Opción similar al swing porque para decidir la mejor estrategia se siguen las propensiones del mercado financiero, sacando provecho de la conducta que reflejan los gráficos. El principal diferencial con el swing es el mayor plazo de las operaciones.

Depositphotos.com

Consejos básicos empezar

Si estás en el mayoritario grupo de los que quieren hacer aumentar su capital invirtiendo en sus ratos libre, te recomendamos que:

1. Tener un mínimo de capital para hacer frente a las tendencias negativas

2. No caer en la tentación del apalancamiento: Apalancarse es la opción de invertir cantidades mayores a la que se posees en la cuenta, ya que el broker “presta” su dinero para que te apalanques. Aunque suene atractivo es una opción peligrosa, especialmente para los inversores noveles.
Cuando se cae en la tentación del apalancamiento suele perderse el control y se termina endeudando con el broker por encima de la capacidad de cumplimiento. No se percibe tanto cuando se gana, pero cuando la moneda se da vuelta y el mercado se retrotrae, la incertidumbre, los miedos y la poca experiencia en gestión de riesgos, pueden llevar al inversor a perder su capital.

3. Prudencia con los plazos: Nuestra recomendación es no sucumbir a la tentación invirtiendo en plazos muy cortos. Si no eres un trader profesional y experto, el scalping no es para ti. Si este es tu caso, el mejor consejo es que operes en largo (entre dos y tres días).

4. Probar, errar y encontrar tu mejor método: Generar beneficios recurrentes no puede “estar atado” a las rachas y caprichos del mercado ni tampoco a los vaivenes emocionales del inversor. Para generar beneficios perdurables se necesita analizar, usar la razón y tener una metodología apropiada para entender la “sensación térmica” del mercado y sacar provecho.

Cuidado con:

1. Las noticias falsas: Los buscadores traen millones (literalmente) de resultados cuando buscamos información sobre trading y muchos de esos resultados esconden gran cantidad de contenidos “fake”.

Nuestro consejo es que busques información apoyándote en el camino recorrido por inversores de tu confianza. También es importante leer, analizar y estudiar todo sobre el activo y el mercado antes de que te lances a invertir.

2. Mentirte: Es vital que sepas como eres como inversor y delinees tu propio perfil y no te mientas. Tienes que determinar cuánto capital invertirás, hasta cuanto estás dispuesto a perder y el plazo en el que piensas retirar tus beneficios.

3. Descuidar el aprendizaje: Toda la teoría y capacitaciones son necesarios pero insuficientes. Invertir en trading exige, además, que encuentres tu estrategia y pruebes varias hasta que encuentres la que mejor funciona con tu perfil inversor, el tiempo que dedicas, tu capital y expectativas.

*Marcelo Berenstein es Socio en NextMedia Interactiva

¿Te interesa el mundo del emprendimiento?
Conoce Emprendedor.com el medio lider en contenido de Ideas de Negocio, Startups, Finanzas, Noticias para emprendedores, Franquicias, Marketing, Inspiración, síguenos y proyecta lo que eres.

Comentarios