Finanzas Personales

Estos son los bancos con los créditos más baratos

A pesar de la estabilidad financiera de México en los últimos años, falta mucho para que los préstamos sean verdaderamente accesibles

11-09-2018, 6:30:01 AM
Préstamo

En México existe estabilidad financiera desde hace varios años, y todo indica que será una tendencia que se mantenga, eso es una buena noticia para el país.

Sin embargo, dicha estabilidad, que se ha traducido en tasas mucho menos bajas para los agentes económicos, respecto a otros años, no se ha traducido en tasas realmente bajas para el mercado crediticio mexicano.

Son pocas las instituciones bancarias o de crédito, que tienen tasas realmente competitivas, en realidad prácticamente todas están por arriba del promedio del sistema o muy cerca, pero en la parte alta de la medición.

Precisamente el promedio del costo del crédito en sus diferentes segmentos, que publica el Banco de México (Banxico) periódicamente, es una herramienta que indirectamente nos señala cuáles son las instituciones más competitivas en materia de crédito, es decir, las más baratas o accesibles para una actividad vital en la economía de cualquier país.

De acuerdo con el banco central mexicano, las tasas más competitivas para un préstamo de tarjeta de crédito para clientes no totaleros (los que no liquidan al final del mes el total de sus compras y prefieren pagar intereses), se ubican en un nivel de entre 24.52 y 17.40 por ciento (cuadro anexo).

Resultan competitivas en la medida en que observamos que la tasa promedio del sistema para este segmento del crédito, el de las tarjetas para clientes no totaleros, ronda niveles de 33.38 por ciento.

Préstamo

La llamada revolvencia del crédito, en el caso de las tarjetas, permiten que la competencia provoque una diversidad de tasas interesante.

Los bancos más “baratos”

Es decir, de acuerdo con las cifras de Banxico, la institución más barata presta dinero mediante una tarjeta a una tasa que resulta inferior en 16 puntos porcentuales más barata que el promedio del mercado, una buena noticia, aunque limitada; porque como señalamos, son muy pocas instituciones que hacen esto, casi todas están arriba o muy cerca del promedio del sistema.

En lo que respecta a los préstamos personales y/o microcréditos, la tasa más baja se ubica en 9.94 por ciento.

En este mercado existe mucha más competencia, aunque los préstamos son más limitados y los plazos suelen ser menores.

Pero como sea, hablamos de que la diferencia entre la tasa más baja y el promedio del sistema es de casi 28 puntos porcentuales.

Préstamo

Es un hecho que al mercado crediticio mexicano le falta recorrer mucho camino en materia de competitividad de tasas.

No obstante, es imposible dejar de señalar que también existen instituciones muy caras, como para que la tasa promedio del sistema se ubique en 37.41 por ciento.

Lamentablemente, estas instituciones muchas veces son las más grandes del mercado y marcan la pauta.

En créditos de nómina, la diferencia entre el sistema y la tasa más baja se estrecha, con un nivel de 24.47 contra 13 por ciento, poco más de 11 puntos. También es un mercado muy competido y también está dominado por los bancos más grandes.

Finalmente, en el crédito automotriz observamos cómo actúan dos factores vitales que utiliza el sistema bancario para calcular los costos de las tasas de interés: el monto y el tiempo.

Hasta ahora la llamada revolvencia del crédito, en el caso de las tarjetas, o bien los bajos montos de préstamos combinado con plazos pequeños, permiten que la competencia provoque una diversidad de tasas interesante y que existe una brecha importante en algunos casos (conocida también como margen de intermediación bancaria)

Los préstamos automotrices, junto con los hipotecarios, tienen la particularidad de que son de mucho mayor plazo, y con montos mayores (no tanto como los hipotecarios, pero sí mayores a otros).

Por lo tanto, en este tipo de préstamos la diferencia entre el promedio del sistema y la tasa más baja, es menor. En las cifras más recientes del Banco de México (Banxico), se observa que esta diferencia se ubica en poco más de 3 punto porcentuales, con un nivel de 13.10 por ciento y 10.00 por ciento.

Es un hecho que al mercado crediticio mexicano le falta recorrer mucho camino en materia de competitividad de tasas.

En este segmento como en otros, se han dado pasos importantes y uno de ellos es la estabilidad, pero falta que eso se refleje en créditos verdaderamente accesibles por sus costos.

Lee: Por qué las cafeterías Juan Valdez le dicen adiós a México

También podría interesarte:

Comentarios