revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Finanzas Personales

Cuándo se pasan los límites de los despachos de cobranza

Si tienes una deuda con tu crédito y no fue posible pagar en tiempo y forma, lo mejor es regularizarse y no dejarse atemorizar por los despachos de cobranza

08-02-2019, 1:07:15 PM
despachos de cobranza

Pedir un crédito es una oportunidad para adquirir aquello que no podríamos pagar de inmediato. Si te mantienes al corriente en los pagos, saldas la deuda y tienes buen historial crediticio… pero no siempre se puede llegar tan rápido a un final afortunado.

Cuando empiezan los atrasos en los pagos, la entidad prestamista querrá recuperar su dinero y si el tiempo pasa, pedirá apoyo de los despachos de cobranza que no descansarán recuperar el adeudo.

Lee: Alerta Millennial: ¿las deudas ya tienen tus finanzas en quiebra?

Si bien los despachos de cobranza tienen el objetivo de recuperar el capital, en ocasiones llegan a ser insoportables. Para evitar abusos y acoso innecesarios, existen reglas sobre lo que se puede y no se debe hacer. A su vez, los encargados de realizar cobros a favor de instituciones financieras deben respetar una serie de reglas. De no hacerlo, existe un organismo público que se encargará de sancionarlos: el Registro de Despachos de Cobranza (Redeco).

En el primer semestre de 2018 el Redeco inicio 15,109 acciones, según el Informe de Autoevaluación de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Si consideras que tus derechos están siendo vulnerados por los despachos de cobranza pide ayuda al Redeco. Antes de hacerlo es importante saber si el despacho de cobranza está procediendo de forma correcta o ha hecho algo que va fuera de sus competencias.

despachos de cobranzaDepositphotos-Alto Nivel

Lo que hunde a muchas personas y empresas que están endeudadas, no son los montos, sino los intereses que conllevan.

Qué saber de los despachos de cobranza

  • Lo que sí puede hacer el despacho es informarte de tu situación. Toda llamada de cobranza debe realizarse en tono cordial, el representante está obligado a ser respetuoso e identificarse.

Informarte sobre el estado de tu deuda y las alternativas de pago son su función principal. El horario permitido es de 7 am a 10 pm. Si no te encuentras disponible tiene la opción de dejar un recado con los datos para que puedas comunicarte pero no puede negociar con alguien más, mucho menos si se trata de menores de edad o adultos mayores. En el momento de comunicarse contigo, el representante debe dejarte claro para qué despacho trabaja, así como a qué institución representa.

  • Lo que no puede hacer es intimidarte ni a tus conocidos. Los despachos de cobranza no tienen permitido realizar amenazas ni dirigirse a los deudores de forma agresiva. Tampoco tienen autorización para presentarse a nombre de instituciones públicas ni usar nombres o papelería que pueda insinuarlo.

Una deuda civil no es capaz de llevarte a la cárcel; sin embargo, en ocasiones se envían documentos que fingen ser órdenes judiciales y esto no está permitido.

Algo que tampoco es correcto es que te cobren directamente; si llegas a un acuerdo con el despacho de cobranza el pago debe ser directamente a la institución con la que tienes la deuda.

Los despachos de cobranza existen para buscar por todos los medios que los deudores paguen, pero tienen límites que no deben sobrepasar. Si algún cobrador se puso en contacto contigo e hizo algo inadecuado presenta tu queja, es tu derecho tener una negociación justa y cordial.

Para negociar mejor con un despacho de cobranza

Recuerda que la cobranza puede hacerla tanto una persona física como una moral, pero en ambos casos debe contar con un registro legal. Antes de aceptar cualquier negociación es útil verificar que se trata de un representante autorizado en la página del Redeco.

Ahí aparece un listado que se actualiza constantemente con los datos básicos quienes están registrados oficialmente para hacer tareas de cobranza.

Nombre de la entidad financiera para la que trabaja, nombre del despacho, si se trata de una persona física o moral, dirección, teléfono y correo electrónico son datos que te ofrece el sistema del Redeco.

 Pregunta las condiciones de tu deuda y las alternativas. Toma una negociación únicamente si estás en condiciones de cumplirla, pero si en el proceso notas algo fuera de lo normal repórtalo.

Aún si tienes una gran deuda se deben respetar tus derechos, hazlos valer.

Recomendamos: 5 pasos para terminar con las deudas destructivas 

 

Comentarios