Buscador
Ver revista digital
Finanzas Personales

¿Cómo planificar la construcción de tu casa? 5 pasos para crear la vivienda ideal

21-10-2021, 6:10:00 AM Por:
Planificar la construcción de tu casa
© Notimex

Si planeas remodelar tu vivienda o incluso construirla desde cero, debes tomar en cuenta estas recomendaciones para planificarla e invertir correctamente.

No hace falta explicar todo lo que la pandemia ha cambiado, tras casi dos años de ‘habitar’ en ella. Lo que en un principio parecía una pesadilla, hoy ha logrado convertirse en lo que las autoridades pronosticaban: Una nueva era, una nueva normalidad.

Con el confinamiento por Covid-19, las familias se percataron de que su vivienda quizá no era tan cómoda como pensaban, ya que ahora estaban obligados a pasar 24 horas bajo un techo y no solo instantes. En este sentido, optaron por la autoconstrucción con el propósito de optimizar sus espacios de acuerdo con sus necesidades.

Ya sea un inmueble construido desde los cimientos, una ampliación o remodelación, la decisión de crear un patrimonio debe tomarse con cautela y planearse con antelación. De lo contrario, podría resultar en pérdidas significativas para tus bolsillos y confort.

De acuerdo con Ernesto Nava, director general de la plataforma de asesoramiento Ke Obra, los autoconstructores pueden tardar hasta 20 años en completar la edificación de su vivienda al no conocer las implicaciones de un proyecto de construcción inmobiliario.

Te podría interesar: Mexicanos le tienen ‘miedo’ a los créditos hipotecarios y prefieren autoconstrucción de vivienda

La idea de construir ‘una casa de ensueño’ puede parecer fácil en tu mente; sin embargo, se deben tomar en cuenta ciertos factores al momento de trasladar el proyecto a la realidad: ¿Quiénes van a vivir en la casa? ¿Es un plan a corto o largo plazo? ¿Qué espacios necesitas? ¿En dónde vas a construir? ¿Cuál es tu presupuesto?

Recuerda que cada obra es diferente, por lo que deberás resolver estas dudas —y otras tantas que surjan— antes de poner manos a la obra. Cuando logres responder a dichos cuestionamientos, podrás tomar mejores desiciones e invertir en un espacio ameno para ti y tu familia.

1. Sobre el espacio: ¿Quiénes van a habitar la vivienda?

Has tomado la decisión de construir un nuevo espacio. El siguiente paso es pensar en las personas que van a vivir en él: ¿Quiénes son? ¿Cuántos? ¿Vas a asentarte ahí o a rentar el inmueble? Porque claro, si quieres invertir en un proyecto tan importante, es necesario que este sea único y diseñado con base en los perfiles de los próximos habitantes.

Por otra parte, también debes pensar en la vivienda a futuro. Si en este momento planeas construir habitaciones para “niños”, considera que estos crecerán. Toma de ejemplo una situación de emergencia como la pandemia, la cual orilló a la población a recibir clases online y trabajar desde casa o a cuidar de personas con necesidades médicas. Quizá necesites más espacio del que contemplas, ¿no crees?

2. Acerca del tiempo: ¿Es una necesidad a corto o largo plazo?

Como se mencionaba con anterioridad, existen en eventos de ‘urgencia’ que pueden detonar la necesidad de expandir o construir una nueva vivienda. Por ejemplo, equipar una habitación para un enfermo con Covid-19 o tomar otras para su aislamiento.

En este sentido, Ernesto Nava señala como esencial este paso, ya que de eso dependerá el resultado final. Hay proyectos que se idean con ahorro y años de antelación para construirse por etapas: Si desde un inicio se planea una residencia de tres niveles, habrá que trabajar el primero bajo una cimentación y materiales que puedan soportar los otros dos.

Una mala planeación puede acarrear remodelaciones y reparaciones posteriores si desde un inicio no se plantea lo que se quiere hacer. Al no tener una visión clara del inmueble a construir, el presupuesto y los costos de este son mal calculados, por lo que se pierde hasta el 30% del gasto en desperdicio de materiales.

3. Para no ‘olvidar el baño’, piensa en la distribución

Si decidiste avanzar con tu proyecto de vivienda, este punto es fundamental al inicio del plan, ya que te ayudará a visualizar mejor tu vivienda de ensueño. Puedes preguntarle a cualquier arquitecto: Si no planeas el acomodo de tus espacios y las funciones de estos, al final, te olvidarás de ellos —los baños, por ejemplo—.

El inmueble puede resultar un desastre y no verse como el que habías diseñado en tu mente. Recuerda que el aprovechamiento del terreno es esencial para una casa plena y por supuesto, para no gastar tus ahorros. Puedes apoyarte en los cuartos principales de los hogares tradicionales:

  • Sala
  • Comedor
  • Cocina
  • Recámaras
  • Baños

No resultará tan complicado si ya tienes contempladas a las personas que van a habitar el inmueble (por eso es necesario analizar el primer apartado). Además, partiendo de lo general, puedes ir a las áreas particulares: Quizá un jardín, estacionamiento, cuarto de juegos.

Te podría interesar: Cohousing Vs. Coliving, los modelos de vivienda para habitar en comunidad

El director de Ke Obra señala que el 40% de las personas que buscan asesoramiento para mejorar su vivienda, en realidad buscan corregirla, ya que omitieron alguno de estos pasos, lo que los obliga a empezar desde el inicio y con gastos mayores.

El problema es que acostumbramos a dejarlo todo hasta el final. Por ejemplo, el baño. A veces deben rediseñarlo o remodelarlo por completo debido a que no calcularon correctamente el material o ni siquiera lo habían visualizado dentro de su proyecto. Al ser una construcción, está expuesta a las condiciones climáticas, temporales y desastres naturales”, asevera Nava.

4. ¿Con qué servicios cuenta el terreno de construcción?

Puede que tu vivienda se construya acorde con la planeación. No obstante, al no tener servicios básicos, tener cerca escuelas, mercados, medios de transporte o centros de salud cercanos a ella, será prácticamente imposible habitarla y muy difícilmente alguien se interesará en rentarla.

Este fenómeno existe en todo el país: Millones de casas y unidades habitacionales se han construido pasando por alto los elementos necesarios para su desarrollo. En algunos casos, los inmuebles se edificaron en zonas totalmente inadecuadas, como pantanos; otras casas, se montaron en las periferias, lo que ha provocado su abandono.

El Estudio Diagnóstico del Derecho a la Vivienda Digna y Decorosa (CONEVAL) realizado en 2018, reportó el abandono de cinco millones de viviendas a nivel nacional. La inseguridad, la mala ubicación, la falta de empleos y servicios, son las principales causas de que las moradas sean olvidadas o que incluso su edificación no se complete.

Bajo este contexto, debes revisar el terreno, su sismicidad, rentabilidad acorde con su ubicación geográfica y todo lo necesario para habitar en ella. Funciona imaginar tu día a día: ¿Cuánto tiempo harás al trabajo? ¿Hay agua y electricidad? ¿Hay plazas cercanas o parques para acudir con los más pequeños? ¿Cuál es la distancia a la gasolinería?

5. ¿Cuál es tu presupuesto?

Con los pasos anteriores seguro cambió tu perspectiva. Probablemente pensaste en nuevos espacios o hasta una ubicación distinta. Lo que sigue es calcular tu presupuesto y será más sencillo ahora que visualizas los materiales, acabados, distribuciones y necesidades tuyas y de tu familia.

Al contemplar tus gastos, sabrás cuánto destinar a la obra y cuánto ahorrar. Los materiales a utilizar, los espacios a optimizar y el patrimonio que quieres crear. Si por el contrario, decides gastar sin un plan, este proyecto podría encarecerse más de lo que crees.

Cuando las personas construyen con sus propios recursos, tienden a malbaratarlos. Por ejemplo, si tienen dinero extra o ahorros, los invierten en material excesivo, pintura o herramienta que al final puede sobrarles o ni siquiera ocupen, les estorbe o les roben”, acota el directivo de Ke Obra.

El Plus: Busca a un asesor

Para realizar este paso o cualquier otro, puedes contactar a un asesor. Incluso, sumar de manera virtual un aproximado de lo que podrías invertir para realizar tus proyectos; la plataforma de Ke Obra tiene una calculadora en la que podrías apoyarte y puedes acceder a ella dando click aquí.

Recuerda que para un proyecto de vida como lo es una vivienda, puedes apoyarte en expertos: Arquitectos, constructoras, ingenieros o agentes inmobiliarios, ¿cómo saber si son confiables? Apoyándote en plataformas de confianza, con comentarios reales de clientes y que te acompañen durante todo el proceso.

Es necesario asesorarse. La gente cree que es caro contratar a un especialista y por eso inician con su propia mano sus edificaciones. Sin embargo, no consideran la cantidad de factores para construir y a la larga les sale más caro”, finaliza Nava.

¿Cuál es el paso siguiente? Si ya planeaste tu proyecto, es hora de trasladarlo a la realidad. Puede que no sepas muy bien por dónde empezar, razón por la que el equipo de Ke Obra te proporciona una guía para orientarte, ¡manos a la obra! 

Créditos: Ke Obra

Ke Obra nace en 2018 en la Ciudad de México como una solución enfocada en mejorar la calidad de la construcción de las viviendas en nuestro país, conectando a todos los actores de la autoconstrucción en México, para lograr inmuebles dignos y funcionales.

Lo último:

mm Coeditora de Alto Nivel, apasionada del lenguaje y periodista por la UNAM.
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios