Estilo de Vida

Zooterapia, innovadora alternativa

Descubre cómo el contacto con los animales permite mejorar el estado de ánimo y hacer frente a la depresión, uno de los mayores males en la actualidad.

25-04-2010, 5:00:00 PM

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), para el año 2020 la depresión se convertirá en la segunda causa de incapacidad en el mundo, sólo superada por las enfermedades del corazón ( los infartos, insuficiencia coronaria y accidentes cerebrovasculares). Hasta el 2000 ocupaba el cuarto lugar.


Por el momento, la medicina tradicional no ha sido capaz de dar una satisfactoria respuesta a este complejo panorama. De ahí la necesidad de experimentar nuevas alternativas, que escapan a lo común, pero que pueden llegar a ser muy efectivas.


Una de ellas es la zooterapia o terapia con animales, que parte del principio de que las mascotas en interacción con los humanos brindan una inagotable fuente de estímulos psicológicos y emocionales. Toda esta estrecha relación que suele generarse entre el animal y su amo favorece notablemente el proceso de recuperación e incluso reforma la actitud de las personas frente a la vida. Por eso, una mascota puede transformarse en el mejor aliado de un humano a la hora de enfrentar un problema de índole anímico y psicológico.


¿Qué animales se usan?
Si bien se puede recurrir a los delfines y caballos, el ideal es que sea una mascota doméstica. Por lo mismo, el perro o el gato son las mejores opciones, así como también las aves como los canarios. Por ahora el perro lleva la delantera. Fácil de adiestrar, cariñoso obediente y dúctil, favorece una estrecha relación entre el paciente y el animal.


De esta forma la alternativa de un psicoterapeuta trabajando enconjunto con una mascota propia del paciente, adquirida bajo un asesoramiento en cuanto a raza y tamaño, ha logrado mayor aceptación, pues el vínculo afectivo necesario de crear entre la mascota y el paciente es estrecho y duradero, potenciando así los efectos favorables de la zooterapia.


Beneficios
Específicamente en términos médicos, los beneficios derivan de la aceleración producida en el Sistema Nervioso Central, concretamente en el Sistema Límbico de nuestro cerebro, que se encarga de regular el componente emocional de la conducta. Aumenta así la producción la “hormona de la felicidad” y nada mejor que un perro, para poner en marcha este mecanismo.


Asimismo, muchas personas se relajan en compañía de su mascota. Estudios han demostrado que este estado disminuye de manera asombrosa la presión en la sangre con lo que se fortalecen los músculos y se favorece la recuperación de enfermedades al corazón.


El contacto con las mascotas permite además aclarar la atmósfera, lo que incrementa la alegría y emociones positivas que ayudan a dejar de lado sentimientos de aislación y soledad. Además disminuye la ansiedad y el estrés y se mejora el estado de ánimo; además facilita enormemente la socialización.


Por último, los especialistas sostienen que para las personas que tienden a la depresión, el hecho de contar con una compañía que la acepta tal cual es, sin juzgar su forma de ser o su estilo, mejora la percepción que se tiene de sí mismo.


Tener una mascota, además de entretenido, es muy saludable.

Comentarios