Estilo de Vida

Volskwagen Golf R, condúcelo con carácter

La casa alemana presentó su nuevo modelo, destinado a competir con el Audi 3 y el Ford Focus RS. ¿Podrá vencerlos? Descúbrelo.

29-04-2010, 5:00:00 PM

De cualidades sobresalientes y preparado para enfrentarse a excelentes rivales como el Ford Focus RS, el Audi 3 y el BMW 130i. Eso pensaron e hicieron los alemanes de Volkswagen con su nuevo Golf R, según la firma el más potente de la gama Golf.


De reacciones deportivas y excelente aceleración, se diferencia de sus competidores -a excepción del Audi 3- porque cuenta con tracción en las cuatro ruedas, dispositivo que le da cierta ventaja para acelerar con intensidad, incluso en carreteras deslizantes y de curvas muy lentas.


Además de ser veloz, es fácil de conducir, condición que se aplica también a inexpertos en el manejo de modelos de tanta potencia. En el uso diario también es muy práctico, aunque presenta el inconveniente de una amortiguación algo dura e incómoda.


El motor de cuatro cilindros está acoplado perfectamente a una caja DGS automática de seis velocidades, para dar una respuesta exquisita a  cada movimiento con el acelerador y un empuje contundente cuando éste se pisa con intensidad. Por lo mismo, gasta mucho combustible, aunque comparado con modelos similares presenta un rendimiento estándar. 


En el interior en tanto, los asientos delanteros marcan la mayor diferencia respecto de anteriores versiones de la serie. Permiten una adaptación óptima al cuerpo y son muy cómodos a la hora de emprender largos viajes.


Opcionalmente se pueden elegir asientos con cierto parecido a los coches de competencia, denominados por la casa alemana como R tipo Bucket, que dan un aspecto más agresivo y osado al interior del coche.


Para exprimirlo al máximo, tiene frenos ABS con discos ventilados en las cuatro ruedas, que permiten una rápida y segura frenada aún a grandes velocidades.


Alcanza los 250 km/h y tarda 5.7 segundos en pasar de 0 a 100 km/h. Complejo y moderno, poderoso y veloz: un auto para conductores definitivamente con carácter.