Estilo de Vida

Turrell: luz y percepción en espacio argentino

El primer museo del mundo dedicado a este artista de la luz se ubica en el norte de Argentina. Abierto todo el año, y con entrada liberada, plantea un nuevo modo de ver las formas.

27-05-2009, 5:00:00 PM

Quienes siguen la trayectoria del californiano James Turrell, considerado como uno de los máximos exponentes internacionales del Land-Art, no deben esperar un viaje a Europa o E.U. para disfrutar de sus obras.


Hoy, en Argentina, específicamente en la Estancia y Bodega Colomé, propiedad de Donald Hess, empresario suizo y coleccionista de obras de Turrell, se encuentra el primer museo del mundo dedicado a las obras de este artista contemporáneo.


El lugar reúne nueve obras que abarcan varias décadas de Turrell, más una amplia variedad de impresiones y dibujos. El espacio de exhibición alcanza los 1,680 metros cuadrados y es de paredes curvas.


El museo está en un lugar aislado, y para llegar se debe ir en coche desde Salta, en un viaje de aproximadamente cinco horas. El esfuerzo vale la pena; el paisaje con su silencio, su tranquilidad, y su belleza natural es ideal para apreciar mejor el arte de Turrell.


Parece ser que la ubicación del museo responde a la idea original del empresario suizo de no tener demasiada gente, sino que sólo la apropiada, quienes puedan ver la luz y lo que ésta puede hacer. Con este fin, cuatro de las obras en exposición incorporan el uso de la luz natural, y por eso evolucionan durante todo el día con el sol en tránsito.


Algo sobre Turrell
Su obra se caracteriza por la utilización constante de la luz, con lo que pretende aportar, a través de espacios luminosos, una nueva percepción en la que el espectador cuestione la forma en que los humanos perciben los objetos, lo físico, la realidad. Así, la luz se convierte en un puente entre lo material e inmaterial, un nexo entre lo que se ve y aquello que no, y esto vincula a su trabajo con la antigua relación entre arte y espiritualidad.   


En la actualidad reside Arizona, donde supervisa la finalización de su obra más importante: el proyecto artístico ‘land’ en Roden Crater, un volcán extinto que el artista está transformando en un observatorio astronómico desde hace 30 años. Su inauguración será en el 2012.


El Museo James Turrell de la Colección de Arte Hess está abierto los 350 días por año, de las 11 a las 15 horas, y la entrada es libre y gratuita. Más información sobre las visitas a la bodega o reservas con la estancia está disponible en www.estanciacolome.com


 

También podría interesarte:

Comentarios