Estilo de Vida

Tumi: Equipaje con gran clase

Luego de obtener buenas ventas en Cancún y Los Cabos, la reconocida marca de artículos de lujo para viaje, abre puertas en la ciudad de México.

05-04-2009, 5:00:00 PM

Por trivial que parezca, el mercado de las maletas de lujo en México cotiza y sigue al alza. Por ello la marca estadounidense Tumi recién acaba de inaugurar su tercera boutique en el Centro Comercial Antara de la ciudad de México. Fundada en 1975, la firma nace con el propósito de satisfacer principalmente al viajero de negocios que no sólo busca transportar sus objetos con seguridad, sino con estilo y elegancia.


“Tumi ha sido pionera en varios aspectos: fue precursora en usar nylon sintético para sus maletas y la primera en crear compartimientos especiales para guardar objetos específicos (joyas, lentes, plumas y demás), que generalmente se empacan en el equipaje de viaje”, comenta Phil Peterson, director de Desarrollo de la marca. Viajero incansable debido a sus tareas ejecutivas Peterson es de este modo el mejor vocero de su producto, por lo que no duda en exaltar los atributos comunes a toda la gama Tumi: durabilidad y gran diseño.


La amplia variedad de Tumi incluye portafolios regulares o para laptops, bolsos y accesorios como carteras para pasaporte. Peterson agrega que el rango de precio de, por ejemplo, una maleta mediana oscila entre los $ 7,200 y  $ 12,000, y revela que la línea más cara es la que goza de mayor demanda, incluso en México.


“El cliente promedio de Tumi gana más de 100,000 dólares al año, es una persona que viaja de ocho a 10 veces al año (solamente por negocios). Es gente que busca calidad, ya no se preocupa tanto por el precio”, dice.


En México, Peterson prevé el desarrollo de un negocio millonario. Asegura que desde que Tumi arribó al país hace cinco años ha tenido ventas muy satisfactorias, a pesar de que la mercadotecnia de la marca aún no ha sido muy fuerte.


Para Peterson hay un gran significado en el hecho de que en lugares emblemáticos, como la avenida Presidente Masaryk y los centros comerciales Antara, en Polanco, y el de Santa Fe, se vendan marcas de renombre internacional como Louis Vuitton o Bvlgari. Esto habla del poder adquisitivo de un sector de la población interesado en comprar productos de alta calidad y estatus, como los de la gama Tumi.


La táctica maestra de Tumi


– Crear diseños exclusivos, de gran calidad y durabilidad en artículos de viaje.
– Generar campañas de publicidad globales del producto, pero en concordancia con el medio más favorable para la región donde se oferte.
– Apoyarse en sus estudios de mercado para atender la demanda real del consumidor. El comprador responde un cuestionario que orienta a la marca sobre la estrategia a seguir.

También podría interesarte:

Comentarios