Estilo de Vida

Todas las verdades sobre el metabolismo

¿Se relaciona con la ganancia de peso, qué factores influyen en él? Conoce éstas y otras respuestas respecto a este vital proceso de nuestro organismo.

09-11-2010, 5:00:00 PM

Las personas suelen decir que alguien tiene metabolismo lento o rápido respecto al tiempo que demoran en ir al baño o bajar de peso.


La verdad es que no se equivocan; sin embargo, el metabolismo es muchísimo más que eso.


Para aclarar todas las dudas sobre este tan utilizado concepto partiremos por explicarlo.


El metabolismo es un conjunto de reacciones químicas que tienen lugar en las células del cuerpo. Este proceso permite transformar la energía que contienen los alimentos que ingerimos en el combustible que necesitamos para todo lo que hacemos.


Hay proteínas específicas que controlan las reacciones químicas del metabolismo, y todas esas reacciones químicas están coordinadas con otras funciones corporales.


De hecho, en nuestros cuerpos tienen lugar miles de reacciones metabólicas simultáneamente, todas ellas reguladas por el organismo, que hacen posible que nuestras células estén sanas y funcionen correctamente.


Como ves, el  metabolismo es un proceso vital para el ser humano. Y no sólo eso, también para todas las formas de vida como, por ejemplo, las plantas.


Si el metabolismo se detiene…significa que no vivimos.


CÓMO ES EL PROCESO METABÓLICO
En el metabolismo intervienen, al mismo tiempo, dos tipos de actividades: la fabricación de tejidos corporales y la creación de reservas de energía, por un lado, y la descomposición de tejidos corporales y de reservas de energía para generar el combustible necesario para las funciones corporales, por el otro.


A esto se llama anabolismo y catabolismo. El primero consiste en la formación de sustancias a partir de las sustancias que se ingieren a través de los alimentos.


El catabolismo en tanto, es la transformación de sustancias en moléculas más sencillas.


REACCIONES DEL METABOLISMO


Las reacciones químicas más importantes en el metabolismo son las siguientes:


La digestión de los nutrientes de los alimentos.


– La eliminación de los residuos, heces, orina, sudor…


– Las reacciones químicas que produce la respiración.


La circulación sanguínea.


– El mantenimiento metabólico.


– La regulación de la temperatura del organismo.


FACTORES QUE MODIFICAN EL METABOLISMO
La intensidad del metabolismo se ve afectada por una serie de factores. Entre los más importantes tenemos:


Ejercicio: supone variaciones importantísimas en el metabolismo haciendo que este sea hasta 3 veces superior.


Ingestión de alimentos: La ingesta lleva implícita un trabajo digestivo que supone una activación metabólica. Determinadas sustancias del alimento tienen una acción estimulante del metabolismo general del organismo como por ejemplo los aminoácidos, proteínas. A esta reacción se le llama Acción Dinámica Metabólico.


Edad: el metabolismo de un recién nacido es el doble que el metabolismo de un anciano. Está relacionado con los procesos de crecimiento y desarrollo.


Actividad hormonal: existen diversas hormonas que aumentan el metabolismo como la hormona tiroidea, los andrógenos y la hormona del crecimiento (GH).


Estimulación simpática: es un poderoso estimulante del metabolismo general.


Clima: El calor frena el metabolismo y el frío lo aumenta. El frío aumenta la actividad de la tiroides.


Sueño: durante el sueño disminuye el metabolismo como consecuencia del menor tono muscular y de la menor actividad simpática.


Fiebre: aumenta el metabolismo.


ACELERANDO EL METABOLISMO
Si buscas acelerar el metabolismo a fin de quemar más las calorías te damos algunos buenos consejos:


· Agua fría: beber agua es necesario para hidratar nuestra piel y evitar problemas gastrointestinales, pero si bebes por lo menos 6 vasos de agua fría a lo largo del día lograrás aumentar el gasto metabólico llegando a quemar hasta 50 calorías adicionales.


· Come alimentos adecuados: como el yogurt, leche, pimiento morrón y dos cucharadas de nueces o almendras sin sal. No dejes fuera pescados de carne azul.


· Comer un desayuno rico en nutrientes: no te saltes el desayuno porque tu cuerpo estará hambriento y pidiéndote azúcar; en unas pocas horas ésto baja tu metabolismo.


· Comer frecuentemente y no esquivar comidas: si comes comidas pequeñas frecuentes tu cuerpo mantiene los niveles de insulina estables y de esta forma previenes los ataques de hambre. Si esquivas comidas tu cuerpo piensa que tiene que ahorrar calorías y tu metabolismo baja.


· Tu última comida debe de ser por lo menos tres horas antes de dormir.


· Hacer ejercicio: especialmente el ejercicio con pesas acelera el metabolismo porque ayuda a aumentar el tamaño de los músculos y bajar el nivel de grasa.

Comentarios