Estilo de Vida

Terapia de respiración para el estrés

Estilohoy.com te invita a darte cuenta de la importancia de la respiración en todo lo que haces y como factor para combatir el estrés.

15-05-2011, 5:00:00 PM

El estilo de vida que llevamos hoy en día, nos obliga a enfocarnos en resolver problemas inmediatos y ser personas multitasking.


Estas exigencias requieren de motores especiales que nos ayuden a mejorar nuestro rendimiento y sirvan de motor y energía para poder desarrollar nuestras actividades a la perfección.


La memoria y la concentración requieren de una alimentación balanceada y especial. Si quieres saber qué alimentos te ayudan a estas funciones da click aquí.


Pero hay otro factor que sirve de motor para llevar a cabo nuestras actividades diarias con eficiencia y energía, y que la mayor parte del tiempo olvidamos o simplemente no somos conscientes de éste: la respiración.


Si no tenemos una respiración adecuada, es posible que si estás muy concentrado en una tarea, olvides las otras que tenías pendientes.


Bajo estas condiciones de la vida moderna, la respiración se ha vuelto algo automatizado, en lo que rara vez pensamos: RESPIRAMOS MUY MAL.


Es irónico que respiremos mal cuando se trata de una de las funciones que nos mantienen vivos.


Además, pensar, sentir y actuar sólo funcionan bien sólo si respiras bien.


Eso es en lo que se refiere a los básicos, ya en situaciones más complejas, no respirar adecuadamente puede provocar también que tu vocabulario se limite, y que no puedas comunicarte adecuadamente, o que te lleve demasiado tiempo tomar una decisión importante; todo esto paralizará tu desarrollo como persona.


Por otro lado, debes saber que la respiración no sólo es una función vital física, sino que te llena de energía y que puede ayudarte a combatir el estrés y a relajarte.


Una vez que te has dado cuenta de la importancia de la respiración y hayas decidido darle el lugar que merece, puedes usar los siguientes tips para respirar adecuadamente y usar esto como herramienta contra el estrés.


– Cuando te sientas demasiado cansado, recuéstate en la cama, cierra los ojos y comienza a respirar lentamente. Sentirás como la energía vuelve a ti y tu mente se despeja. 


– Sé muy conciente del ritmo de tu respiración. Siente con todo tu cuerpo el modo en que inhalas y exhalas y piensa en cómo el oxígeno va recorriendo todas las células de tu cuerpo.


– Intenta que la respiración sea uniforme, con un ritmo constante, para aumentar la relajación y el bienestar.


– Por último, dale 10 minutos diariamente a este buen hábito de respiración, ya sea al despertar o antes de dormir. De preferencia que se antes de dormir y con todos tus dispositivos electrónicos apagados.


Inténtalo y verás que te sentirás mejor, podrás conciliar el sueño más rápido e inyectarás tu cuerpo con energía.


Una vez que ya estés acostumbrado a tus sesiones diarias de respiración conciente, podrás dar el siguiente paso a incluir la respiración dentro de esa lista de importantísimas tareas que debes cumplir día a día.