Estilo de Vida

Secretos caseros para una piel saludable

Estillohoy.com te presenta estos consejos que te ayudarán a disminuir los signos de cansancio como ojeras y piel reseca.

29-10-2009, 5:00:00 PM

El cansancio, el trabajo, el stress y las preocupaciones pasan la cuenta a la mente y también a tu rostro.


Ojeras o tono apagado suelen aparecer en hombres y mujeres, sin excepción.


El mercado ofrece una serie de productos de buena calidad para aminorar estos desagradables signos de fatiga en la piel, sin embargo para complementar el tratamiento puedes llevar a cabo sencillos trucos naturales en casa.


Conoce los mayores problemas y cómo darles solución.


· Ojeras
La aparición de las ojeras provoca de inmediato el efecto de una mirada triste y cansada, restando luminosidad a todo el rostro.


Puedes colocar aceite de almendra en el contorno de los ojos, en el día y en la noche. La piel se pondrá más elástica dado que el aceite de almendra tiene propiedades humectantes. Puede usarse en cualquier tipo de piel.


También es muy común aplicar comprensas de limón y de pepino sobre los ojos gracias a las propiedades astringentes que éstos tienen, para ayudar a disimular las ojeras. Para prepararla exprime jugo de pepino, guárdalo una hora en la heladera y agrega después jugo de limón.


Unta con el jugo un pedazo de algodón y pásalo por el contorno de los ojos durante quince minutos. Enjuaga con agua fría. Dos o tres veces por semana es lo indicado.


Finalmente, una solución algo más drástica. Si quieres bajar esa hinchazón puedes poner una bolsa de hielo durante unos minutos. Luego sacarla y repetir el procedimiento hasta que veas resultados.


· Piel cansada
La piel refleja todo. Una piel cansada no es la mejor carta de presentación, por supuesto. Pero, calma. Tiene solución. Lo primero es mantener una vida saludable. Alimentarse de forma correcta y no fumar resulta clave.


El limón resulta un buen aliado para mejorar la apariencia de la piel. Prepara una pasta hecha a base de plátano machacado y añade unas gotas de jugo de limón.


Aplica la mezcla sobre la piel y déjala actuar diez minutos. Retíralo con un pañuelo y enjuaga con agua tibia. La textura de tu piel lucirá mejor.


También puedes batir una yema de huevo con una cucharadita de miel y una cucharada de harina de avena. Aplica la mascarilla en el rostro por una hora. La retiras y enjuagas con agua fría.


· Resequedad en la piel
Quienes sienten la piel reseca pueden comenzar por disminuir el tiempo de ducha diaria a no más de cinco minutos. Además, deben usar agua tibia, no caliente, ya que así se dilatan los vasos sanguíneos y mejora la circulación de la piel.


Si la piel reseca afecta todo el cuerpo se puede hacer una mezcla de aceite de oliva y sal marina. Ésta se aplica por todo el cuerpo en la ducha con masajes circulares. Se retira con agua tibia.


· Piel radiante
Para conseguir una piel radiante puedes llevar a cabo un tratamiento a base de rosas. Suena complejo, pero en verdad tiene óptimos resultados.


Machaca los pétalos hasta crear una pasta. Aplícala sobre la cara a modo de máscarilla. Espera quince minutos y enjuaga con agua sin jabón.


Por supuesto, debes reducir la exposición al sol, ya que esto ocasiona arrugas prematuras.


El limón vuelve a ser un gran compañero. Pon diez gotas de jugo en un vaso con agua y aplícalo en el rostro. No enjuagues.