Estilo de Vida

Seattle, un mercado metropolitano

Entre las ciudades estadounidenses, figura como un secreto bien guardado al que recurren quienes huyen de lo típico para ir en busca de lo original, lo diferente, lo mejor.

26-04-2009, 5:00:00 PM

El núcleo urbano de Seattle no sólo alberga al distrito financiero y las corporaciones avecinadas en rascacielos, sino que también sirve de hogar a personas que gozan de las ventajas, atmósfera bohemia y vida tranquila que reinan en la zona.


Seattle tiene el mayor porcentaje de graduados universitarios entre las grandes ciudades del país. Por eso es un sitio en el que te tropiezas a cada paso con  librerías, bibliotecas, museos, salas de conciertos y carteleras. No es coincidencia que entre tanta opción de esparcimiento haya surgido una infinidad de cafés, a los que se les relaciona espontáneamente con el refinamiento y la instrucción. La combinación de civilización y naturaleza a la vista parece ser una de las claves del encanto de Seattle.


Como turista primerizo, me uní a uno de esos paseos de reconocimiento en autobús para ubicarme en un contexto más amplio.


A bordo del monorriel llegué al pie de la icónica Space Needle, una torre que fue futurista en su momento y que me sirvió para observar panorámicas sorprendentes de la ciudad. Desde el restaurante giratorio de la torre ubiqué los barrios acaudalados de Queen Anne y Lake Union (donde moran Bill Gates y Paul Allen, fundadores de Microsoft) y la Universidad Estatal de Washington.


El lugar que siguió al recorrido fue el mercado de Pike Place, que este año celebra su centenario. Aquí, los puestos de pescados, mariscos, flores, especias, cafés de marca o sin ella, pastas, libros, souvenirs y restaurantes son atendidos por amables comerciantes.


A unos pasos de la nave del mercado se encuentra la primera tienda de la cadena Starbucks. A partir de ahí se puede uno encontrar hasta dos locales en una misma calle. Y es que en una ciudad con un gusto tan grande por el grano tostado puede haber tres o cuatro cafés en una misma cuadra, por lo que podemos encontrarnos con tiendas de Tully’s, Seattle’s Best, Juan Valdez y decenas de cafecitos independientes que pueblan las aceras..


Yo tomé la mía y, después de un excelente café y un buen descanso, emprendí el camino de Everett, a poco más de media hora del centro de Seattle, donde se encuentra la mayor de las fábricas de la compañía aeronáutica Boeing. En esta planta se ensamblan los mayores aviones comerciales de la marca (747,767,777 y el nuevo 787 Dreamliner). El recorrido con guía va desde conocer el inmenso edificio y la línea de producción, hasta visitar el recientemente inaugurado Centro de la Aviación Futuro del Vuelo (Future of Flight Aviation Center).


Después de una visita que abarcó tantas cosas, sé que necesito volver con más tiempo para salir a los alrededores y conocer los famosos montes Rainier o Santa Helena, y seguir conociendo lo mucho que me faltó de esta ciudad amante del café, la música, la cultura y la libertad.

También podría interesarte:

Comentarios