Estilo de Vida

Sandboarding, surf sobre las dunas

Una atrevida disciplina cada día más popular en América Latina y que imita la emoción de surcar las olas, pero sin congelarte.

25-04-2010, 5:00:00 PM

¿Evitas el mar porque no sabes nadar? Con el sandboarding eso ya no es un problema. Sin entrar al agua podrás disfrutar de una experiencia entretenida y extrema, con las olas y el sonido del mar de fondo, pero sin siquiera mojarte.


Lo único que necesitas es una tabla y el valor para descender por las elevadas dunas que rodean los mares y playas de América Latina. La técnica tampoco es tan compleja: puedes ubicarte sentado, acostado e incluso acompañado por tu pareja o amigos. Sin darte cuenta incluso llegarás a los 60 kilómetros por hora.   


La única condición es que la tabla posea dos “agarraderas” para que ambos pies queden sujetos a la superficie maniobrando con más facilidad y sin perder el dominio.


Si bien puedes lanzarte en la posición que más te acomode, con un poco de experiencia lo mejor es hacerlo de pie, es decir como si surfearas sobre una ola, pero en la arena. Lo mejor de todo es que no necesitas de buenas olas para conseguir emoción, además es mucho menos peligroso para los principiantes que el deporte acuático. El grado de dificultad también queda a tu elección, ya que puedes elegir en un principio las dunas más pequeñas.


Otras ventajas en comparación con el surf es que la tabla es más pequeña y por lo mismo más fácil de transportar; además, lo puede practicar cualquier persona y se evita el frío que produce pasar demasiadas horas en el agua.


Consejos para principiantes
Técnicamente, los movimientos son muy similares a los de del skate o el surf, razón por la cual si se tiene experiencia en estos deportes será mucho más fácil adquirir la destreza necesaria para hacer sandboarding. Deberás comenzar por dunas pequeñas, ya que una caída de igual manera tiene sus riesgos.

En segundo lugar, debes realizar un análisis del terreno. Corrobora que la arena esté seca, de lo contrario el deslizamiento no logrará las características adecuadas.


Luego comprueba que la arena esté firme. Es común que un lado del médano esté firme y el opuesto cuente con arena suelta. El deslizamiento deberás realizarlo siempre en el sector que la arena se encuentre firme.


Además de la tabla, deberás contar con un equipo que incluya casco, coderas y rodilleras y usar ropa cómoda, evitando practicar con el torso desnudo para librarse de los raspones. También se recomienda el uso de gafas especiales, que son resistentes a las caídas y para evitar que la arena te deje ciego, además de proteger tus ojos de la acción del viento.


Para que tu tabla rinda a buen nivel deberás aplicarle cera en la parte de abajo, con lo que conseguirás mayores velocidades. Para más tranquilidad te contamos que en la mayoría de las playas donde se practica suelen haber instructores quienes además te proporcionan el equipo necesario.


Sitios recomendados
Los mejores lugares para practicar el sandboarding en América Latina son:


En México: Samalayuca, las dunas de La Cruz en Sonora, las de San Nicolás en Hermosillo, entre otras.
 
En Chile: las dunas de Cerro Dragón, Concón y San Pedro de Atacama. La más famosa es la de Cerro Dragón en Iquique que alcanza una altura de 320 metros.


En Brasil: las playas de Florianópolis, donde se hizo popular este deporte.


En Argentina: las dunas del balneario Pinamar y el desierto de Nihuil, 75 km al sudoeste de San Rafael, en la provincia de Mendoza.


Por último, Perú (cerca de las líneas de Nazca) y Uruguay también ofrecen excelentes alternativas.