Estilo de Vida

Restaurante Estoril, tradición y glamour

El clásico restaurante de sabores europeos distingue por la alcurnia de sus comensales y el servicio de primer nivel.

19-04-2010, 5:00:00 PM

Inaugurado en 1971, el restaurante Estoril, con 39 años de experiencia, es sinónimo de tradición, clase y elegancia. El sitio ideal para disfrutar de las bondades de la cocina europea, en especial la francesa, en una agraciada y exquisita fusión con las materias primas mexicanas.


Actualmente está situado en la Colonia Polanco, específicamente se emplaza en Alejandro Dumas, casi esquina con Campos Elíseos, perfecta zona para un glamoroso momento de relajación y apreciación de las construcciones arquitectónicas estilo californianas o incluso art déco, adornadas por grandes áreas verdes.


En el interior del Estoril encontrarás un acogedor ambiente, donde destacan sus amplios y numerosos salones rodeados de vidrios emplomados y paredes decoradas con bellos cuadros y salones iluminados por candelabros, que dan un aspecto elegante.
 
Es funcional para comidas y cenas de negocios, así como también para eventos sociales. Por lo mismo, suele ser frecuentado por lo más alto de la elite; personajes del ámbito político, intelectuales, hombres de negocios y embajadores acuden ahí.


Tampoco es extraño encontrarse con ex presidentes o gobernadores que aprovechan las visitas de trabajo en la capital para deleitarse con la amplia carta que incluye excelentes entradas, acompañadas de tacos de camarón, lengua, requesón o cecina, especialidades y sello de la casa.


La tradicional cocina ofrece además platillos como el Perejil Estoril, Filete Salsa Morillas, Ravioles Estoril y otros, preparados con ingredientes de la más alta calidad.


Pero eso no es todo. La oferta incluye también pescados en diferentes preparaciones, con el robalo como una de las delicias que distinguen al lugar, cocinado con alcaparras o al vino blanco e inclusive relleno de huauzontle, deliciosa hierba mexicana, ideales para dejar una  insuperable sensación en la boca debido a las pequeñas bolitas que están en la punta de cada ramita.


Para comodidad de los asistentes, hay salones privados que van desde estancias para dos personas, hasta dos áreas independientes donde pueden ubicarse hasta 60 visitantes sin ningún inconveniente.


En cuanto a vinos, hablamos de los mejores del país y de la región.


Asimismo, dispone de un elevado servicio a domicilio, así como también servicio de banquete para eventos masivos.


Glam y elegante, un lugar perfecto para gente distinguida. El Estoril abre sus puertas para ti… ¿vas?