Estilo de Vida

Peter Marino = Extravagancia + glamour

Uno de los arquitectos americanos más in del momento. Un ojo crítico, lo que ve se transforma en belleza y elegancia.

15-04-2009, 5:00:00 PM

La arquitectura y el lujo son dos mundos condenados a entenderse. Como muestra, está el caso del arquitecto neoyorquino Peter Marino, todo un gurú a la hora de crear edificios para soñar.


Con un “look” de lo más extravagante, que recuerda a las vestimentas de los motoqueros de cuero y tacón cubano, Marino adquirió nombre y prestigio en los 70 después de decorar la casa de Andy Warhol en Nueva York. Supo aprovechar la jugada, y de inmediato recibió el encargo de crear todos los espacios de Barney’s en Manhattan. 


Por supuesto con Marino no se habla de precios ni presupuestos: le gusta el estilo francés, acudir a los anticuarios para comprar obras de arte y levantar las mansiones por dentro para dar su toque personal. 


Tan singular como su vestimenta, son muchos de sus diseños. Siempre vanguardista, Marino ha roto la elegancia tradicional imponiendo el uso del barroquismo, con toques como el  leopardo, los dorados y los brillos para dar un aspecto muy original a muchas de sus obras. Su evolución ha gustado tanto que las casas de Yves Saint Laurent, de Agnelli y de importantes fortunas han elegido al más reputado de los arquitectos en ese mundo.


Marino sabe de éxito. Los más prestigiosos y lujosos edificios han sido diseñados por este glamoroso artista. Tiene 150 personas trabajando en sus proyectos y estudios abiertos en más de cinco ciudades. Ha sido el encargado de rediseñar las boutiques más emblemáticas de las firmas del grupo LVMH contribuyendo así a redefinir el lujo a través de espectaculares espacios como las boutiques Channel de Tokio, Osaka, Hong Kong, París y Nueva York; las Flagship Stores de Fendi en Roma y Nueva York; la tienda de Dior en Avenue Montaigne y las tiendas Louis Vuitton de París o Hong Kong. 


Con su reputación, hoy Marino firma los proyectos de las mejores tiendas del mundo. Será el encargado del nuevo diseño de los espacios Loewe en todo el orbe. La primera tienda que abrió sus puertas es la flagship store de la firma en Valencia, a la que seguirán las de Hong Kong y Madrid a lo largo de 2009.


La última boutique de Coco Chanel fue rediseñada por su exquisito ojo. Proyecto para el que Marino, se inspiró en los espacios donde vivió Madmoiselle Chanel para crear un fastuoso edificio de 450 metros cuadrados divididos en tres niveles y más de nueve metros de altura. Fue el encargo de dar vida al diseño de la primera tienda que acuña el concepto de tienda global en Asia para la marca Ermenegildo Zegna, en Enero de este año. 


 


 

También podría interesarte:

Comentarios