Estilo de Vida

Parapente y ala delta: ¡en las nubes!

Adrenalina, libertad y competencia son conceptos que estas dos disciplinas entienden a la perfección.

21-06-2009, 5:00:00 PM

Quienes aman la adrenalina y el contacto con la naturaleza pueden practicar diversas alternativas deportivas. Ahora bien, si el gusto va por la altura y por obtener esa sensación de volar libremente por los aires, el parapente y las alas delta son una magnífica opción.


Paracaídas de Pendiente
El parapente nació por la iniciativa de andinistas que querían bajar volando mediante un paracaídas desde las cimas a las que habían ascendido.


El ala, y a veces todo el equipo, se llama parapente. Puede ser definido como un planeador ultraligero flexible: planeador, porque para volar no necesita motor; ultraligero porque pesa menos que el piloto, y flexible porque es fabricado con telas que no forman ninguna estructura rígida. Puedes guardarlo fácilmente en el maletero de tu auto.


Su práctica se ha elevado considerablemente en todo el mundo, volviéndose más técnico y con un abanico de posibilidades próximo al vuelo a vela (vuelo de ascendencia y de distancia). Los elementos imprescindibles en el parapente son cascos, paracaídas de emergencia y diversos instrumentos electrónicos como variómetro, GPS y equipo de radio.


Alas Delta
Otra entretenida opción es el ala delta, un deporte cuyo origen fue un aparato ideado por un ingeniero de la NASA. En esta disciplina el piloto va dentro de un saco, para evitar corrientes de aire y se sujeta al ala delta con un arnés colgado del vértice central del triángulo.


El despegue y aterrizaje se efectúan a baja velocidad, por lo que es posible realizarlos a pie. Aunque el aladeltismo empezó con vuelos menores en colinas pequeñas, la tecnología de hoy permite a los pilotos realizar vuelos hasta de 800 kilómetros de distancia y permanecer en vuelo por varias horas.


Si practicas cualquiera de estas dos disciplinas de deporte aventura no olvides vestir ropa cómoda, como jeans o similar, zapatillas, chaqueta cortaviento y llevar tu líquido preferido.


Si no eres profesional, debes recurir a centros deportivos con expertos certificados que harán de la experiencia de surcar los cielos una jornada maravillosa, sencillamente inolvidable.

También podría interesarte:

Comentarios