Estilo de Vida

Namibia salvaje a bordo de un 4×4

Uno de los países con la industria turística más desarrollada del continente, te invita a recorrer sus selváticos parajes y encontrarte cara a cara con las fieras.

13-09-2010, 5:00:00 PM

Los vehículos 4 x 4, creados en principio como estructuras de guerra, se lanzaron al mercado general con la intención de posibilitar el transporte de personas a todo tipo de terrenos. Por ende, resultan perfectos para aquellos safaris o excursiones a través de la sabana africana.


Este es el principal móvil utilizado por las compañías turísticas para realizar sus viajes a través de países como Sudáfrica, Congo o Namibia, ubicado en el noreste del continente negro.


Precisamente, este último ofrece una de las rutas más exóticas de la zona, que se compone de dunas, tribus, cataratas y bellos santuarios de vida salvaje que ofrece la inmensa selva.


El viaje comienza por el área del Kalahari, donde te encontrarás cara a cara con un pueblo nómada único en el mundo: los khoisans o bosquimanos, nombre con el que eran denominados anteriormente por la población blanca sudafricana.


Pocos cazadores con lanzas envenenadas siguen persiguiendo sus presas en el desierto del Kalahari, tanto como esta comunidad.


La segunda parada se encuentra con las dunas más grandes del planeta, en Sossusvlei, que se destacan por su intenso color rojizo, formando a su vez un importante mar de arena (erg).


En el trayecto, pasarás por quebradas y cañones hasta llegar a la zona conocida como Swakopmund, ciudad colonial alemana en la costa atlántica, donde sus visitantes observan el fuerte contraste del azul del océano con la aridez de las tierras adyacentes. Toda una experiencia visual.


Lo siguiente en el camino es Damaraland, un “bantustán” o reservas para tribus destinadas por el antiguo gobierno Sudafricano para constituir una patria (homeland) que albergaría a los miembros de la etnia Damara.


Con su salvaje paisaje, escasa población, formaciones geológicas sorprendentes y grandes montañas, Damaraland se convierte en hábitat natural de los elefantes del desierto.


El fantástico viaje concluye una vez que pones tus pies en el Parque Nacional de Etosha, uno de los más grandes del mundo y destacable por su gran diversidad vegetal y animal de especies características de la sabana africana.


Si eres amante de los animales, mucho mejor, porque en el trayecto observarás cebras, elefantes, jirafas, antílopes, oryx, avestruces, javalís, leones, leopardos, chacales, hienas, rinocerontes blancos y con algo de suerte, el rinoceronte negro.


En fin, la invitación es disfrutar de un completo viaje en un todoterreno por los lugares más salvajes de este país africano.

También podría interesarte:

Comentarios