Estilo de Vida

Murakami causa polémica en Versalles

El artista japonés ha dejado afuera del Palacio una de sus obras manga más polémicas, coloreando el espacio y provocando comentarios.

12-09-2010, 5:00:00 PM

Hace dos años, Jeff Koons colocó su perro rosa y su langosta gigante en el techo del salón de Marte entre los decorados de Charles Lebrun. Ahora es el turno del japonés Takashi Murakami, quien invade con sus budas y otros personajes personajes de inspiración manga los dominios de Versalles.

Esta instalación no puede dejar indiferente a nadie que pase por ella. La muestra se inaugura oficialmente mañana, aunque las estatuas ya están instaladas para sorpresa de los miles de visitantes que acuden a diario al Palacio que albergó a María Antonieta o Luis XIV, el Rey Sol.

En pleno centro de esta sala de baile, del siglo XVII, una gran estatua colorida de fibra de vidrio de Murakami eclipsa la pintura de Paolo Caliari, el Veronés, en el muro del fondo. Algunos turistas se sorprenden por el contraste de estilos y van tomando fotos de las 22 figuras, la mitad de ellas inéditas, expuestas a lo largo del recorrido por el palacio.

“Es la exposición más compleja que he realizado”, reconoció el artista japonés durante la presentación. “No solamente por el lugar histórico en el que se enmarca, sino también por su contexto político”.

Al igual que ocurrió con la del estadounidense Jeff Koons, la exposición ha levantado polémica entre los sectores más clacisistas. Un grupo denominado Versailles mon amour ha recogido ya más de 4.000 firmas en Internet en contra del proyecto.

Mañana hay convocada una manifestación frente al Palacio. “Es bueno que una exposición suscite al debate”, señaló el ex ministro de Cultura y director del Museo y los Dominios de Versalles, Jean-Jacques Aillagon. “Me gusta el debate y la diversidad de opiniones”.

También podría interesarte:

Comentarios