Estilo de Vida

Martin Scorsese: amante del rock

Descendiente de inmigrantes sicilianos, es un exquisito, amante de las mujeres que ha sabido llevar actores al Oscar.

24-02-2009, 5:00:00 PM

Reconocido por ser un director versátil y dinámico, lo relacionan directamente con la musica, específicamente al rock. Esto, porque en la década del 70 trabajó como asistente para el documental Woodstock, y en 2008 grabó un documental sobre los Rolling Stones. Claro que esto es, sin mencionar sus numerosos filmes en que destaca a personajes solitarios acompañados por el envolvente sonido rockero.


Descendiente  de inmigrantes sicilianos, nació en Queens, Nueva York, pero creció en el barrio de la pequeña Italia en la misma ciudad. Sus padres, Luciano y Catherine eran trabajadores de una industria textil. Asmático desde pequeño, nunca pudo acercarse al deporte, situación que quizás lo marcó en su juventud.
 
Ahora, aunque su ingreso al mundo del cine estuvo contrastado con serias intenciones sobre entrar en el sacerdocio, optó por reflejar sus pasiones en películas. Se graduó en la NYU como especialista en cine en 1964.  Esto luego se haber sido influenciado por John Ford, Orson Wells y Luchino Visconti entre otros. 


Scorsese dirigió una de sus primeras películas en 1972, la valiosa proeza de “Boxcar Bertha”. “Mean Streets” le siguió en 1973 y le proporcionó la denominación para el estilo de este director: lugares de Nueva York, solitarios luchando con sus demonios internos, rockeros con punteras que escuchan bandas sonoras de opera,  violencia implacable y catártica. En “Mean Streets” actuó Robert de Niro y Harvey Keitel, dos actores que ayudarían a dar forma al estilo. Después Scorsese dirigió a Ellen Burstyn a Mejor Actriz.
 
Obtuvo un Oscar en “Alice Doesn´t Live Here Anymore”, el trio fue reunido en el día oscuro de Travis Bickle en “Taxi Driver”. La película adquirió notoriedad adicional cinco años más tarde después de que Bickle´s (De Niro) se interesara por una adolescente, interpretada por Jodie Foster y que inspiró a Jonhn Hinckley a atentar contra el presidente Ronald Reagan en 1981.
 
Después de “New York, New York” (que un crítico describió como un musical para abuso de esposas) y el “Last Waltz“, Scorsese hizo “Raging Bull” en 1980. La boigrafia del luchador de pesos pesados Jake LaMotta ganó dos Oscars (Actor, Robert De Niro y Edición, Thelma Schnoomaker) y fue seleccionada más tarde como mejor película de la década por los genios de la crítica de EEUU Gene Siskel y Roger Ebert.
 
Scorsese entonces realizó “The King of Comedy“, “Sueños de comic oscuro” (After Hours), y revisitó “The Hustler´s Eddie Felson” (“The Colour of money” con Paul Newman). Además, Scorsese cometió ultraje contra algunos grupos religiosos por intentar retratar un hijo humano de Dios en “The Last Temtation of Crhist“. En 1988, antes de volver a un territorio más familiar con “Mafia in GoodFellas” (1990).
 
Sus dos últimas películas fueron un remake de “El cabo del miedo” (1991) y “The Age of Innocence“. Mientras dirigia y co-escribía, Scorsese también actuaba. Interpretó al pistolero en el final de “Mean Streets” y el pasajero de taxi que planeaba asesinar a su mujer en “Taxi Driver“. También tuvo un papel en “Akira Kurosawa´s Dreams”.


Por otra parte, Scorsese no ha dudado en apoyar a otros cineastas a través de su faceta de productor. Además, es uno de los fundadores de la Film Foundation, entidad que promueve la restauración de films por parte de archivos y estudios, y posee una compañía dedicada a la restauración y distribución de películas clásicas.


Uno de los rasgos de Scorsese, es su debilidad por las mujeres, quizás como todo hombre ligado a las artes, el sexo opuesto es una de sus pasiones. Casado en varias nupcias,  tiene tres hijas, una de ellas incluso actuó en sus películas. 

También podría interesarte:

Comentarios