Estilo de Vida

Los soundtracks de Tarantino

Recordemos las escenas que el genial director estadounidense crea en una increíble simbiosis con música destacada.

27-04-2010, 5:00:00 PM

Si hay algo que se recuerda de las películas de Tarantino más allá de la violencia, crudeza y agudeza sin igual de sus cintas, es la especial selección de música que realiza. Canciones que mezcla a la perfección con delicadeza y cuidando cada detalle para dar vida a escenas memorables que quedan por años en la retina de los fans del séptimo arte y del director estadounidense.

El realizador, que se asume un fanático del Hugo Stiglizt- uno de los máximos exponentes del cine mexicano- reconoce que primero suele imaginarse a la banda sonora y luego pensar en las escenas; de ese modo empieza a dirigir mentalmente sus secuencias, inventándolas mientras escucha los sonidos… algo que definitivamente hacen verdaderos genios a la altura de Quentin. Con ese modus operandi ha dado vida a inolvidables simbiosis de música e imágenes, entre ellas Pulp Fiction una de sus más grandes obras.

Pulp Fiction y el twist más imitado
En la cinta de 1994, es imposible olvidar a una desenfadada Uma Thurman y un joven John Travolta bailando twist, mientras de fondo se escucha You Never Can Tell de Chuck Berry. Una escena simplemente brillante. ¿Quien no ha imitado alguna vez esta parte de la cinta?


Memorable resulta también Girl, you’ll be a woman soon, de la mano del rock underground de Urge Overkill,  cuando Vincent Vega (Travolta) consigue revivir a  Mía (Thurman), de quien se ha enamorado y a quien sólo debía proteger. Todo lo anterior tras un impactante despliegue de créditos al estilo californiano con la versión Dick Dale & his Del-Tones de Misirlou.


Como vemos, el estilo de Tarantino aborda todas las épocas; adora lo retro, ama el sonido oscuro y también le encanta lo cadencioso y sensual.


Reservoir Dogs: sonidos exquisitamente infiltrados
Pero antes de Pulp Fiction, Tarantino ya había dejado claro que su talento no era sólo el de dirigir actores y escribir guiones, también elegía buen sonido.

Anteriormente, en Resevoir Dogs (1992), con el folk rock de Stuck In The Middle With You de la banda escocesa Stealers Wheel, plasmó una impactante escena en la que el señor Rubio tortura sádicamente a un policía acusado de estar infiltrado en el grupo criminal.


En una muestra más de su genialidad, minutos antes y tras la charla hilarante acerca del significado de Like a Virgin de Madonna- otro guiño a su gusto musical- expone otra magistral imagen, cuando presenta al grupo de delincuentes que camina vestido con trajes negros en cámara lenta, acompañado de la canción Little Green Bag de George Baker Selection; escena que ha sido parodiada mil veces en la televisión de todo el mundo.


Natural Born Killers, influencia Tarantina
Si bien Quentin no dirigió este filme, sí escribió el guión e influyó drásticamente en la música que escuchamos. En Natural Born Killers (1994) da espacio para la profunda voz de Leonard Cohen y su tema Waiting For The Miracle, canción con la que comienza la piscodélica historia, que también tiene entre sus protagonistas la canción Shitlits, con la cual Juliette Lewis da muerte a unos hombres que se reúnen en un desconocido y remoto bar de Estados Unidos.
    
En la película aparecen además la versión en registro femenino de Sweet Jane, el himno de Lou Reed y los chicos de Velvet Underground adaptada por Cowboy Junkies, que completan un maravilloso soundtrack.


Jackie Brown, la explosión femenina
Por último, en Jackie Brown de 1997, y como una prueda de versatilidad,  Tarantino incluye un curioso spot de televisión que expone lo mucho que le gustan las mujeres con carácter y de armas tomar.

Sin embargo, la escena que quedará para siempre grabada entre sus seguidores es la de los créditos, con Across 110th Street, interpretada por Bobby Womack, que demuestra toda la esencia de la explosiva creatividad del realizador, canción que escuchó en la década de los 90 en el film homónimo de Barry Shear y que Tarantino no dudó en incluir en su repertorio.