Estilo de Vida

Los instrumentos de los Beatles

Revolver o Rubber Soul no serían lo que son si no fuera por el talento, sonido e interpretaciones de los chicos de Liverpool. Recordémoslos.

01-06-2010, 5:00:00 PM

Sir Paul McCartney tuvo un paso fugaz y exitoso por la Ciudad de México y cada vez que escuchamos o sabemos algo de un ex Beatle nos regresa esa nostalgia de los años 60 y 70 cuando los chicos de Liverpool hacían bailar al mundo entero al ritmo de “Help” o “Revolution”.

Como no queremos quedarnos con poco decidimos recordar los sonidos de una de las agrupaciones más importantes de la historia. Sonidos que no hubieran sido posibles sin dos cosas: el talento de Paul, John, George y Ringo sumado a los instrumentos correctos.

¿Cuáles eran?

· Paul McCartney
Si buscas en Google “Hofner 500/1” verás que las primeras imágenes son del bajista de Liverpool.

La alemana fabricante de guitarras y bajos se hizo famosa gracias a este modelo para zurdos, tanto que hoy se le conoce como el “Beatle Bass” o “Cavern Bass” (por el club donde los Beatles habían tocado en sus inicios).

El 500/1 es un bajo eléctrico semi-acústico, inventado en 1955. Era muy ligero y fácil de tocar y entregaba un tono cálido. La forma se inspiró en el contrabajo o “bajo-violín”.

¿Cómo Paul llegó a este modelo? Originalmente Stuart Sutcliffe, primer bajista de la agrupación, usaba un Höfner 500/5 Bass y cuando Paul tomó ese lugar vio en una tienda el 500/1 y por su simetría le pareció ideal para un zurdo. Además, era muy barato.

En 1963, McCartney recibió un segundo 500/1, el cual tenía las pastillas en posiciones diferentes. McCartney dejó su primer bajo y comenzó a usar el nuevo.

Su primer 500/1 reapareció en público en la presentación del video promocional de “Revolution” en 1968.

Luego, lo cambió  por un Rickenbacker 4001S y usaba el Höfner en actuaciones en directo. En 1969 reapareció durante las sesiones de Let It Be y en su presentación en la azotea del edificio de Apple Records.

Actualmente, Höfner ha reeditado varias veces el modelo experimentando con su diseño, pero el mejor y más cercano es la reedición ’62.

· John Lennon
La Rickenbacker 325 es una pequeña guitarra eléctrica de cuerpo semi-hueco fabricada por la compañía Rickenbacker, con una escala de 5/8 y marcadores en forma de puntos.

Es muy popular por haber sido una de las que más quiso John Lennon y si vemos fotos de sus inicios como Beatle lo veremos sonriente mientras toca una. Tiene tres pastillas independientes, por lo que su sonido es muy identificable.

También utilizó una Fender Stratocaster Sonic Blue, en el tiempo en que grabó “Yes It’ is”, el Rubber Soul y Sgt. Pepper’s and Lonely Hearts.

Además, tuvo una Gretsch 6120 que sólo usó en el estudio de grabación, mientras duraba el Rubber Soul.

Sin embargo, una de las más importantes fue la Epiphone Casino. Tras colgar la Rickenbacker 325, John tomó este ejemplar (que años más tardes usaría Noel Gallagher de Oasis) y la tocó hasta el final de su etapa en Los Beatles.

Mientras componían el Álbum Blanco, John decidió refaccionar su guitarra, lijándola hasta su color natural, pasándole una nueva capa de laca, sacándole el “guarda pua” y reemplazando las clavijas de afinación por un set de gold Grovers.

En esa condición, fue vista por primera vez en el video promocional para la canción Revolution, lo que le valió el sobrenombre de Epiphone Casino “Revolution” Guitar; pero también fue vista en el filme Let It Be y en fotos de la época.

John siguió utilizándola luego de la disolución de la banda en 1970, y hasta su muerte, como se aprecia en sus últimas grabaciones.

· George Harrison
Por supuesto que George no se limitó a una sola guitarra; mencionáramos las más importantes.

Antes de formar parte de la banda tuvo una española Egmond, comprada a un compañero de clase. Hoy se expone en el museo de los Beatles.

En 1960 adquiere una Resonet Futurama en la tienda Hessy’s Music a la que había acudido con MacCartney. Paul la probó primero pero no consiguió sacar buen sonido aunque Harrison sí. Tenía tres pastillas single-coils y en color sunburst era una imitación de la Strato.

Esta fue la guitarra eléctrica que uso en los primeros viajes a Hamburgo de los Beatles y la regaló en 1964 a la revista Beat Instrumental para una rifa.

Sin embargo, para Harrison, su primera “guitarra eléctrica de verdad” fue la Gretsch 6128 Duo Jet. La compró a un taxista y era una guitarra semi-sólida, con dos pastillas Dearmond Dynasonics single-coils, bigsby y de color negro.

La usó en Hamburgo, para la grabación del Please Please Me y en todas las giras de los Beatles hasta 1963.

También tuvo una Gibson J-160E que usó hasta el Sgt. Pepper’s. Luego compró una Gretsch 6122 Country Gentleman y con ella grabó el tema “She Loves You” Esta es la que se ve en la época que despuntaron mundialmente y acabó en manos de Ringo Starr.

En 1964 usó en el programa de Ed Sullivan una Rickenbacker 360-12 Fire-glo de 12 cuerdas. Fue el primer músico en usar una de éstas y la dio a conocer mundialmente. Después, otros músicos a los que les había gustado su sonido en los discos de los Beatles, la adoptaron y se convirtió en uno de los instrumentos más usados de la escena folk-rock de los 60.

En 1966 también compró una Gibson SG Standard para grabar Revolver. Dos años más tarde adquirió una acústica Gibson Jumbo J-200 para el “White Album” y luego la uso para grabar “Let it be” y “Here comes the sun”.

Además de todas éstas, George fue visto con otros modelos, no se si saben si de él o prestados. ¡Muchísimas guitarras para el autor de “Something!

· Ringo Starr
Ringo fue el primer baterista de rock que apareció en televisión. Todos los anteriores eran en su mayoría bateristas de R&B que realizaban una transición del estilo swing de los cuarenta y cincuenta a un sonido mas ruidoso y  roquero.

Starr cambió la forma tradicional de tomar las baquetas y se sentó a una altura mayor que sus pares. Tomó las baquetas como si fueran martillos y fuera a crear soportes…los jóvenes captaron la indirecta.

A pesar de ser zurdo, tocó siempre una batería para diestros y la tendencia a dirigir el ritmo con la mano izquierda contribuyó a ser su sello distintivo.

Desmitificando muchas versiones, Phil Collins declaró: “Yo creo que Ringo Starr no ha sido bien valorado en su papel de baterista. Desafío a cualquiera de nosotros a tocar la batería como hace Ringo en ‘A Day in the Life’”.

¿Dónde conseguía esos sonidos? En una americana Ludwig Super Classic con el logo del grupo en el bombo.

Bueno, Ringo también tocaba en ocasiones el pandero y las maracas ¡no olvidemos eso!

También podría interesarte:

Comentarios