Estilo de Vida

Los hermanos Coen, monstruo de dos cabezas

Este par se ha puesto en boga gracias al humor negro, fotografía atrevida y crítica mordaz que caracteriza sus películas.

07-10-2008, 5:00:00 PM

Este par se ha puesto en boga gracias al humor negro, fotografía atrevida y crítica mordaz que caracteriza sus películas.

Al ver las películas de Ethan y Joel Coen uno tiene la sensación de haber participado en un acontecimiento único: sus obras son duras, provocativas y a la vez hilarantes, críticas y poéticas. En sus historias plasman la realidad del hombre común y corriente, luego le añaden una gran dosis de humor negro, que es su manera de criticar a la sociedad norteamericana, y finalmente lo estilizan con una fotografía más allá del preciosismo visual.


A “los hermanos terribles” les basta un gesto o una señal para comunicarse entre ellos: dirigen y producen juntos en una especie de simbiosis creativa. Para ellos lo más importante es trabajar con libertad: han construido una de las cinematografías más influyentes e independientes dentro del sistema hollywoodense; a pesar de ello, siempre han manifestado su desdén hacia los premios, incluyendo el Oscar.#ADJUNTOIMAGENCHICO02#


La coenmanía
En la cinematografía internacional, el apellido Coen es sinónimo de genialidad. En 1984 irrumpieron en la industria como cineastas independientes con Simple Blood, filme que guarda todos los elementos que se volverían constantes en su obra y que conducen hacia una reinterpretación del cine noir. También han hecho comedia con su humor corrosivo: Arizona Baby  y The Big Lebowski, para llegar al paroxismo con Oh Brother, Where Art Thou?, hilarante adaptación de La Odisea.


Entre sus películas más destacadas se encuentran Barton Fink, una crítica directa a la industria hollywoodense, galardonada con la Palma de Oro en el Festival de Cannes; Fargo, que para muchos es su mejor obra y que ganó el Oscar a la mejor dirección; The Man Who Wasn’t There, una genial reinterpretación del cine noir, y No Country for Old Men (2007), basada en la novela de Cormac McCarthy, escritor estadounidense ganador de un Premio Pulitzer. Sobre esta última cinta los hermanos han dicho que se trata de su largometraje más intenso.


Los Coen nacieron en Minneapolis, Minnesota. Joel tiene 53 años, estudió cine en el Instituto de Cine y Televisión de Nueva York. Ethan, de 50, se doctoró en filosofía en Princeton con una tesis sobre Kierkegaard.