Estilo de Vida

Los automóviles de Los Beatles

Estilohoy.com te invita a adentrarte en el mundo automotriz de los chicos de Liverpool, con motivo del reciente aniversario luctuoso de John Lennon.

13-10-2009, 5:00:00 PM

El éxito musical de los Beatles permitió que Paul, John, Ringo y George viajarán por todo el mundo, comprarán distintos tipos de casas y por supuesto adquirieran uno de los lujos que más nos gustan a todos: automóviles.

Conoce qué autos tuvieron estos ingleses, según sus extravagantes y únicas personalidades.

 

PAUL MCCARTNEY

Al divertido Paul se le conocieron tres famosos carros. Uno llegó exclusivamente desde Japón y fue un Lexus LS 600h, que causó sensación en todo Londres.

También tuvo por varios años un Ford Anglia de 1950, respetado y admirado por todos quienes visitaban su morada.

Sin embargo, el carro más mítico de Sir McCartney, fue un Aston Martin DB6 de 1966 donde, según la leyenda popular, el cantante compuso la letra de Hey Jude cuando se dirigía a casa de su amigo John Lennon.

 

JOHN LENNON

La mente creativa de los Beatles sentía desde pequeño, real admiración por el mundo de los motores, por lo que de grande pudo plasmar en ellos conceptos muy personales.

Tuvo dos carros dignos de mencionar. Primero, el Mercedes Benz 230SL Convertible de 1965, comprado en Londres. El auto tenía transmisión automática porque John no era excelente piloto, no sabemos si por despistado o por los problemas de visión.

El segundo fue el famoso Rolls Royce, también de 1965, de 19 pies de largo y tres toneladas. En ese automóvil fueron los cuatro Integrantes de la banda al palacio de Buckingham a recibir los premios MBE.

Algunos datos curiosos de este flamante Rolls es que el asiento trasero se podía convertir en una cama matrimonial, tenía una televisión y su propia línea telefónica.

John le dio su propio toque y del negro original lo convirtió en un carro psicodélico; un grupo de artistas gitanos diseñó los motivos. El auto conmocionó las calles de Londres.

RINGO STAR

El popular Ringo tuvo varios automóviles, pero dos llamaron la atención de sus fans.

Se trató de un Mercedes 190E, el más elegante y veloz de la época, con el que el cantante se trasladaba a casa de sus amigos y al estudio de grabación.

El otro fue un auto especialmente creado para él: un Radford Mini de Ville que conservó por dos años y que luego vendió a un particular.

 

GEORGE HARRISON

El integrante más esotérico de los Beatles tuvo un Mini Cooper negro, que Harrison repintó con detalles psicodélicos tomados de un libro de arte. Luego de la película Magical Mystery Tour fue vendido a Eric Clapton, pero como Harrison lo extrañó tanto volvió a recuperarlo.

Pero, sin duda, el McLaren F1 fue uno de los que más quiso Harrison, que ganó a su amigo Paul McCartney. En aquella época era el vehículo más caro del mundo: un millón de dólares.