Estilo de Vida

Las musas de Woody Allen

Conoce quiénes fueron y son las chicas que robaron la mente y el corazón de uno de los más brillantes en la escena hollywoodense.

08-06-2010, 5:00:00 PM

Uno de los directores más respetados, influyentes y mediáticos de los últimos años es sin duda, Woody Allen. Cerebro de muchas películas, programas de televisión, obras de teatro, libros y ganador de variados galardones, Allen es uno de los hombres más fuertes de Hollywood y sabe dejar huella en cada uno de sus proyectos y actores con los que trabaja.
 
Son muchos los profesionales de la actuación que han sido dirigidos por el neoyorquino de 2010, destacando principalmente las chicas; todas esas musas que han sido parte del set del director. Hoy hacemos un homenaje a ellas, las chicas que han sido la fuente de inspiración de Allen y cuyas impresionantes actuaciones han sumado un plus a los filmes, aunque él siempre afirma que no escribe pensando en ellas.
 
Pero si bien Woody lo niega, bien sabemos que cada director tiene sus preferidos. Ejemplos sobran: Martin Scorsese con Robert de Niro y Leonardo  Di Caprio o la preferencia de Tim Burton por trabajar junto a Johnny Depp. Hoy repasamos las del creador de Match Point.
 
· Diane Keaton: primera gran musa
El primer papel importante en la carrera de Diane Keaton llegó cuando Woody Allen la escogió para actuar junto a él en una obra teatral, Sueños de un seductor.


Después, la relación profesional pasó al plano sentimental y Diane Keaton fue pareja del reputadísimo actor y director. A partir de entonces ella se convertiría en su musa y en la actriz principal de las producciones de Allen. Incluso después de finalizar su relación, Diane Keaton ha sido una presencia casi obligatoria en todos sus rodajes.
 
En 1977 ganó un Oscar por “Annie Hall” película a la que prestó su propio apellido y que para muchos, es la mejor comedia en la historia del cine. Compartió papeles con Woody también en El Dormilón y La última noche de Boris Grushenko. La última actuación juntos fue en 1993, en la cinta  Misterioso Asesinato en Manhattan, una exploración de  Allen en el género de suspenso, siempre en un tono cómico y en la que trabajó con Keaton ya como ex  pareja.


· Mia Farrow: el gran escándalo de Woody
La primera gran musa de Woody fue también su primera esposa. Mia Farrow.
Antes de que Mia comenzará a filmar para Woody su currículum en el cine y la pantalla chica era avasallador: El Bebé de Rosemary, El Gran Gatsby y la serie Peyton Place, en la que trabajó hasta que finalizó su matrimonio con Frank Sinatra.
 
En 1982, comenzó su “etapa Allen”; con Comedia sexual de una noche de verano se iniciaba su periodo como la gran musa del director. Todo se cerró en 1992 con Maridos y esposas.  En todo ese tiempo, Mia protagonizó trece películas dirigidas y escritas por su pareja y actuó sólo para él, salvo una intervención en Supergirl en 1984.
 
Paralelo al mundo del cine, el escándalo entre Mia y Woody fue mayor. La actriz encontró en 1992 en el apartamento del director fotografías de él y de su hija adoptiva (de Mía y una ex pareja de ella) desnuda. Actualmente Woody aún mantiene esa relación cuya diferencia es de 35 años.
 
· Charlotte Rampling: un rostro felino
Charlotte Rampling trabajó sólo en una cinta con Woody y sencillamente acaparó toda la atención. El filme fue Stardust Memories (1980), uno de los trabajos más infravalorados del director. Se trató de una comedia ácida y muy autorreferente, filmada en blanco y negro con un guión cargado de sufrimiento. De hecho, Charlotte interpretó a una mujer hermosa, frágil depresiva.
 
De este trabajo Charlotte siempre guardó maravillosos recuerdos y declara, aún hoy, que Woody ejerció gran influencia en su vida. Para los fanáticos, siempre quedarán en su memoria aquellas toman de su figura alta y delgada, sus facciones angulosas, su rostro magnético y su voz algo ronca, que daban mayor fuera al personaje.
 
· Scarlett Johansson: el maravilloso error
Para muchos Scarlett Johansson es la nueva musa de Woody. Y no fue algo planificado; por el contrario, Scarlett se cruzó por error en el camino del director cuando Kate Winslet desistió de filmar Match Point.
 
Si bien Allen lo niega, sí reconoce que, a su juicio, Scarlett es una de las más grandes actrices de EU. Hasta el momento la relación entre ambos ha dado como fruto tres cintas. La primera fue Mach Point en 2005, cuando Scarlett tenía 19 años e interpretó a la hermosa Nola Rice, papel por el que fue nominada a mejor actriz secundaria en los Globos de Oro de 2006.
 
La segunda cinta fue dos años después. Hablamos de Scoop, donde ambos protagonizan una comedia filmada en Inglaterra. A ese ritmo el director ya había “propuesto matrimonio” a Scarlett y la respuesta evidentemente había sido “Sí, quiero”. No en vano la actriz ha confesado ser admiradora de Allen desde que tenía 10 años. Por ende, vino la argolla del vínculo y se llamó Vicky Cristina Barcelona, una de las últimas cintas del director y que abrió paso a un nuevo rostro para Woody: el de Penélope Cruz.
 
· Penélope Cruz: la mujer que lo deja mudo
La española trabajó con Woody en Vicky Cristina Barcelona, cinta que batió todos los récords de audiencia. Musa habitual de Almodóvar, quedó maravillada con el trabajo del neoyorkino y le agradeció la oportunidad de interpretar a alguien tan extrema y diferente de ella misma.
 
“Woody sabe bien lo que necesita de cada actor y cómo conseguirlo. Tiene toda la película escrita en su cabeza” declaró a la BBC. Y claro, con este papel Penélope se convirtió en la primera actriz española en conseguir un Oscar en 2008.
 
¿Un dato extra? Dicen que Allen se ponía tan nervioso con los encantos de Penélope durante las grabaciones de Vicky Cristina Barcelona que quedaba sin habla o tartamudeaba. ¿Quién lo dijo? La misma Scarlett Johansson. ¿Serían celos?

También podría interesarte:

Comentarios