Estilo de Vida

Las mejores películas de Danny Boyle

Entérate cuáles son las producciones de culto de este afamado director y productor, le han hecho ganar el respeto de la crítica internacional.

11-01-2010, 5:00:00 PM

Trainspotting
La fuerte filosofía de esta obra magistral causó controversia, pues los críticos argumentaron que estimulaba el consumo de drogas entre la juventud. El punto fuerte es su lenguaje, que respeta escrupulosamente la jerga de las pandillas juveniles escocesas, con un estilo que transforma los clichés de la jerga de barrio en literatura.


Basada en la novela de Irvine Welsh, es una cinta impactante que presenta la perspectiva de un joven que consume drogas, no sabe qué es el estrés de la vida en la ciudad y que no siente amor por nada ni nadie. Sin embargo, con el paso del tiempo se da cuenta que esta forma de vida es imposible de sostener.   


Shallow Grave
En 1994 Boyle debutó como director en esta película. La historia narra los sucesos que enfrentan tres jóvenes profesionales, luego de encontrar muerto por sobredosis en su departamento a Hugo, estudiante recién llegado, que deja un millonario botín.


El genio de Boyle es notorio ya que permite congeniar elementos de la intriga policial y el thriller psicológico con la sátira. Destaca el recurso de la fotografía opaca y la recreación de espacios oscuros para generar un ambiente de máxima tensión, que atrapa al espectador.


La Playa
Un chico que gusta de viajar al estilo mochilero, se aleja del mundo cotidiano en búsqueda de un paraíso en Tailandia, donde conoce a un grupo de neohipies excluyentes que se han adueñado de una isla escondida. El protagonista, encarnado por Leonardo Di Caprio se da cuenta que este tipo de vida no representa la felicidad que él busca.


Boyle pone en el acento la cuestión de cuánto estamos dispuestos a soportar con tal de conseguir un objetivo. Este filme retrata una muestra perfecta del egoísmo y el endurecimiento del corazón, en aras de la supuesta paz del cuerpo y espíritu.


28 Days Later
Otra vez la frase del filósofo Hobbes, “el hombre es el lobo del hombre” se deduce en una de las mejores producciones del director inglés. La cinta se basa en las vivencias de Jim (Cilian McMurphy), un joven que despierta 28 días después de que en Londres se expandiera un virus, que se expandió cuando unos chimpancés de laboratorio fueron liberados por un grupo defensor de animales.


Impactantes y apocalípticas resultan las imágenes de la capital inglesa completamente desierta, aunque pronto se descubre que millones de zombies rondan en busca de presas.


Una película inquietante y angustiosa, que conjuga muy bien el terror psicológico con el físico, todo matizado con música perfecta para exponer un entorno más atemorizante aún. 

A life less ordinary
Las cosas no resultan fáciles para  Robert, un joven aburrido de la vida que acaba de perder su trabajo, y en venganza decide raptar a la consentida hija de su ex jefe. Sin embargo, no todo sale como tenía calculado Robert, por lo que finalmente y con la idea de arruinar al padre de Celine, la joven raptada, se verán obligados a colaborar en el asalto a un banco.


La excelente escena de la llamada telefónica del secuestrador, resulta inolvidable y expone una vez más el talento y capacidad de Boyle. 


 


 

También podría interesarte:

Comentarios