Estilo de Vida

La paleodieta, alimentación basada en el pasado

Echa un vistazo a esta extravagante tendencia se trata de una alimentación basada en el tipo de dieta de la Edad de Piedra.

21-10-2009, 5:00:00 PM

Dieta del hombre de las cavernas” o “Paleodieta” son los nombres con los que se conoce a un nuevo método de alimentación que tiene la finalidad de mejorar la salud y, por supuesto mantener un buen peso.

Tal como lo dice su nombre se trata de volver al paleolítico. Aquel tiempo donde los hombres de las cavernas basaban su dieta en carne, verduras, frutas y nueces.

El éxito de la paleodieta ha sido tal que ya se impone en las rutinas alimenticias de atletas de elite, e incluso en restaurantes.

 

En esta tipo de dieta que también se llama “Cocina Primitiva”, los ingredientes del menú son producto de la recolección personal que hace el chef en el campo, río u otros parajes naturales.


¿QUÉ COMER?
Si esta dieta te interesa presta atención a los siguientes tips para adaptarla a tu vida de buena forma:

– Quienes la siguen comen cuando sienten hambre, es decir de forma instintiva, tal como sucedía hace 2 millones de años atrás. Sin embargo, consumen alimentos orgánicos o naturales, que poseen más vitaminas, minerales, nutrientes y antioxidantes respecto a productos de cultivo convencional.

– En cuanto a carnes, deben consumirse aquellas de tipo silvestre, como de animales producto de caza o pescado. Esto porque son más ligeras y contienen menos grasas saturadas que otras carnes y tienen más ácidos grasos Omega 3, beneficiosos para la salud.

– No se come en una dieta paleolítica granos, ni azucares refinados, así como tampoco grasas saturadas químicas. Esos alimentos sólo contribuyen a aumentar de peso.


APOYO Y RECHAZO
La paleodieta cuenta con adeptos y detractores.

El primer grupo señala que llevar una dieta que vuelva a la Edad de Piedra y consumir sólo carne, pescado, verduras, frutas y frutos secos obtenidos de forma natural, logra prevenir diversas enfermedades.

Entre esas patologías se encuentran la obesidad, el cáncer, problemas cardiovasculares y más.

Los detractores, en tanto, creen que no son comparables los hábitos de los humanos de ese tiempo, con los que existen hoy y que la dieta de ese periodo no es capaz de suplir las necesidades de minerales y vitaminas que una persona requiere.

 
Tú eliges.

También podría interesarte:

Comentarios