Estilo de Vida

La evolución de los Aston Martin

Conoce los secretos de los modelos de la mítica marca inglesa de coches de lujo y sé parte de un viaje por su historia.

18-03-2010, 5:00:00 PM

Pensar en Aston Martin es traer a la mente inmediatamente conceptos como lujo, elegancia y clase de primer nivel. Esta casa inglesa fue fundada en 1914 y pertenece a David Richards el mismo propietario de Prodrive F1 Team, equipo que intenta ingresar a la Fórmula Uno.

Cuenta con una amplia tradición y cada año sorprende a los fans del mundo motor con superdeportivos de altas prestaciones. Conozcamos más sobre su historia y evolución.

Primeros años
En sus primeros años Aston Martín pasó desapercibido, pero a partir de la década de los 40 encantó con increíbles modelos. El primero fue el ya mítico y siempre recordado Aston Martin DB-1, conocido en sus orígenes como Aston Martín 2 litros Sporst. Fue el primer auto comercial de la prestigiosa firma. De este modelo se construyeron sólo 14 unidades; estaba basado en el prototipo Atom y debutó en el Salón del Automóvil de Londres en 1948.


En la década del cincuenta cedió su lugar l al Aston Martin DB-2, del cual se produjeron 411 vehículos en tres años. Alcanzaba una velocidad de 187,3 km/h.


Desde 1958 hasta 1963 la firma desarrolló el Aston Martin DB4, el que causó impacto gracias a su aspecto continental, diseño y técnica italiana, pese a ser completamente construido en Inglaterra. Equipado con un motor de 3,7 litros y de 240 CV su rendimiento y características se convertirían en la base de los futuros modelos.


Otras sofisticadas propuesta de Aston Martín durante esos años serían el Aston Martín DB- 5, famoso por sus escenas en la película Goldfinger de James Bond. Corría a una velocidad máxima de 233 Km/h y dio origen al DB-5 Vantage, al DB5 convertible y el D5 Shooting Break.


Imposible dejar de mencionar la última creación entre los años 40 y 60. Hablamos del Aston Martin DBS, lleno de clase y carácter con un estilo fastback en la parte posterior. Tuvo un rol protagónico en la cinta Al servicio de su majestad otra película del agente 007.


Los V8 de los años 70 y 80
El éxito de Aston Martín perduró con otras creaciones como el V8 Virage que, respondiendo a los deseos de los seguidores, montó un increíble motor de ocho cilindros cuya velocidad máxima era de 257 Km/h. Aceleraba de 0 a 100 Km/h en 5,9 segundos. Durante su permanencia en el mercado el modelo fue presentado a través de las series dos, tres, cuatro y cinco, cada una de las cuales superaba la versión anterior, realzando aún más el prestigio y el nombre de Aston Martín.


Por ello, el fabricante apostó por en esos años por una nueva propuesta: el Aston Martin V8 Vantage un coche de lujo que contaba con asientos de cuero, acabados en madera, aire acondicionado, radio con cassette y ventanas eléctricas. Es recordado como una de las mejores creaciones de la época, incluso comparado con el gran Ferrari Daytona.


Los años 90 y el presente
A comienzos de la década de los 90 la firma optó por diseños futuristas, deportivos y osados. Así nació el Aston Martín V8 Virage, desarrollado íntegramente por Ford, de apariencia fresca y moderna, efecto conseguido con la incorporación de faroles propios del Audi 100. El éxito de este auto, que tenía una velocidad máxima de 255 km/h, fue tal que incluso se fabricó una versión Cabriolet.


Años después aparecería en el mercado el Aston Martin DB7, uno de los coches más exitosos fabricado por lo ingleses. Concebido como una evolución del Jaguar era caro y exclusivo y tuvo también una versión descapotable.


En 1999 hizo su estreno el DB7 V12 Vantage, poderosa máquina de la velocidad que alcanzaba casi 300 km/h y estaba equipado con una caja de cambios manual de seis velocidades o una caja de 5 cambios automática a gusto del conductor. En tan sólo 4,9 segundos pasaba de 0 a 100 km/h.


El nuevo milenio depararía más sorpresas que encantarían al exigente público. Impresionante y de clásicas, pero sofisticadas líneas, el Aston Martín DB9, año 2004 destacó incluso por sobre otros increíbles modelos como el Ferrari 612 Scaglietti, el Bentley Continental Gt y el Jaguar XK.  Por esos mismos años la compañía desarrolló el considerado buque insignia, Aston Martin DBS V 12, que apareció en la película de James Bond Casino Royale. Elegante y deportivo, especial para los amantes de la velocidad.


En el Salón del Automóvil de París en 2008, Aston Martin volvería a encantar y emocionar a los fans de las tuercas y los coches con su sensacional Aston Martin One 77, el modelo más rápido de la marca, capaz de marcar 354,86 km/h y de pasar de 0 a 100 km/h en sólo 3,5 segundos. Formado por un chasis monocasco de fibra de carbono y cuerpo de aluminio se convirtió en un auto exclusivo ya que sólo se fabricaron 77 unidades.


Por último, a finales del 2009, la empresa presentó el Aston Martin Rapide, un cinco puertas (el primero de la firma) elegante, lleno de distinción y glamour, con una velocidad punta de 303 km/h, destinado a desafiar a otros potentes autos como le Porsche Panamera, el Maseratti Quattroporte y el Mercedes Benz CLS.


Aston Martín, una historia de éxito, tradición y prestigio acorde a tus altas expectativas ¿En qué modelo vas tú?

También podría interesarte:

Comentarios