Estilo de Vida

La clase A de los Lamborghini

Aunque nacieron de los Ferrari, se convirtieron en los mejores representantes de la frase: “el aprendiz iguala e incluso supera al maestro”.

02-11-2010, 5:00:00 PM

“Los Ferraris sólo me creaban problemas. Un día, ya harto de mandarlos al taller, llamé a Enzo para decirle que sus coches eran pura basura. Y me contestó que un fabricante de tractores no podía entender sus coches”.
 
La famosa frase emitida por un joven Ferruccio Lamborghini se transformó en el impulso para crear una de las compañías automotoras más importantes del mundo.
 
Modelos tan impresionantes como el Murciélago, Diablo, Gallardo, el Countach y el Reventón son sólo una pequeña muestra de su genialidad y explican por qué don Enzo tuvo que tragarse sus palabras. Te invitamos a repasar algunas de estas genialidades.


 


LAMBORGHINI MURCIÉLAGO
Un automóvil deportivo producido por el fabricante italiano y diseñado por Luc Donckerwolke. Fue introducido en 2002 como el “sucesor del Diablo” y disponía de dos plazas con carrocerías cupé y descapotable de dos puertas.


Su nombre procede del nombre de un toro indultado en 1879 de la ganadería Miura, por su bravura y entrega ante el torero Rafael Molina, apodado “Lagartijo”.
 
Con el tiempo, la empresa ha reformado la estructura de este vehículo, para ponerse al día en aspectos mecánicos, de seguridad y de equipamiento. Además de darle una carrocería muy distinta a la del Diablo por dentro y por fuera, lo que le da un aspecto de modelo renovado.
 
Su fama, además de sus propias características mecánicas, se explica por ser elegido como el automóvil de Bruce Wayne, en la última película de Batman: “The Dark Knight” debido al nombre que lleva el mismo.


 


REVENTÓN ROADSTER
No es un auto sacado de un filme de James Bond; es el coche que la firma Lamborghini hizo conocido ante todo el mundo gracias a su diseño agresivo que enamoraría a cualquier chica que te vea manejarlo.


Su motor es un monstruo de 6.5 litros que cuenta con 12 cilindros en V con 670 CV y capaz de subir de 0 a 100 km/h en escasos 3.4 segundos, además de alcanzar una velocidad máxima de 340 km/h.
 
Su peso es de 1690 kgs y sus medidas son las siguientes: de largo mide 4.7 metros, ancho 2.1 y de altura 1.1 metros. Todo a un precio de 1.1 millones de euros.


 


LAMBORGHINI DIABLO
Es un súper deportivo construido por la italiana entre los años 1990 y 2001. Su nombre “Diablo” viene de un toro del mismo nombre; un feroz animal criado por el duque de Veragua en el siglo XIX y que se enfrentó en una batalla épica con el legendario torero español José De Lara.


El Diablo, diseñado por Marcello Gandini, se presentó al público a la venta el 21 de enero de 1990, a un precio base de 240 mil dólares en el de Paris Hotel, en Monte Carlo, durante el segundo día de Lamborghini.
 
El vehículo alcanza los 100 km/h en poco menos de 4 segundos, con una velocidad máxima de 325 km/h (202 mph). Una máquina que destella grandeza cada vez que recorre las calles cualquier ciudad.


 


LAMBORGHINI GALLARDO
El primer Gallardo vio la luz en 2003 y es por sus números, uno de los más veloces de los que se comercializan actualmente en el mercado.


Tiene un motor de 5.2 litros puesto longitudinalmente en posición central trasera, cuyas prestaciones alcanzan los 325 kilómetros por hora de velocidad máxima y 3.7 segundos es lo que demora en pasar de 0 a 100 km/h, mientras que de 0 a 200 sólo tarda 11.8 segundos.


Este motor está unido a una caja de cambios automática robotizada de seis velocidades, que se pueden controlar a través de mandos en el volante.


Por otro lado, no posee pedal de embrague y la caja internamente es como una manual, con pares de engranajes, pero es automática para la selección de las marchas. Este cambio automático recibe el nombre de “E-Gear”. Una muestra más de la grandeza de la marca.
 


LAMBORGHINI COUNTACH
Casi todos los que nacieron por los años 80 recuerdan con cariño el Lamborghini Countach como uno de los primeros deportivos que conocimos. Se puede decir que marcó un antes y un después en la carrera de Lamborghini y su histórica rivalidad con Ferrari.


El primer Countach presentado era un LP400 y vió la luz en el Salón de Ginebra del año 1971. Su diseño tan puntiagudo y angular y sus puertas de apertura en forma de tijera llamaron la atención. También la merecía su fiable motor, un V12 de casi 4 litros de cilindrada y 375 CV que provenía del famoso Lamborghini Miura. 150 unidades del Countach LP400 fueron finalmente fabricadas antes de que se lanzara el LP400S, con el que tenía una diferencia muy radical: el LP400 no tenía retrovisores y el LP400S sí.

También podría interesarte:

Comentarios