Estilo de Vida

Howard Schultz, el creador de la experiencia Starbucks

Un modelo a seguir por sus pares y sus empleados. ¿Qué tanto sabes de Schultz, uno de los mayores CEO del mundo?

27-08-2009, 5:00:00 PM

Uno de los CEO más admirados es Howard Schultz. De su cabeza surgió la idea de la cadena Starbucks, hoy con más de 7,500 tiendas en todo el mundo.

Posee una fortuna valorada en 6,000 millones de euros y a sus 54 años el café es su mejor aliado.

Pero, ¿cómo nació Starbucks?
Todo se remonta a 1981, cuando Schultz estaba de vacaciones en Milán y conoció una de estas tiendas. Quedó maravillado por el aroma y el servicio que entregaban y comprendió de inmediato la idea: Starbucks no debía sólo servir café, debía servir a las personas y ofrecer café.

De regreso en EU Schultz junto a otros socios compró la compañía en 3,8 millones de dólares. El resto es historia conocida. Éxito y expansión. El fenómeno del café. Una marca en donde la idea de un café de lujo, un lugar chic para reunirse con amigos ya están consagradas en el inconsciente colectivo.

Sobre Schultz
A pesar de la inmensa fortuna sus cercanos afirman que se trata de un tipo que mantiene intactos sus valores.

Gusta del arte y comparte esa afición con su esposa, una diseñadora de interiores.

Además, practica deporte, especialmente baloncesto. Es presidente del club de LLC de Seatle y junto con otros inversionistas compró los Seattle SuperSonics de la NBA.

Tiene un fuerte compromiso con las comunidades productoras donde opera, desarrollando sus negocios de manera que produzcan beneficios sociales, medioambientales y económicos para la zona.

Cuando toma vacaciones regresa constantemente a Milán, donde comenzó el principio de su nueva vida. Ahí, visita cafeterías y bares donde se respire el romance del viejo continente.

Hoy, Howard Schultz se junta con Mick Jagger o Paul McCartney para hablar de negocios (el último álbum de McCartney estuvo a la venta en las cajas de Starbucks). Va a late night shows y lee todos los mails que le mandan sus empleados. La idea es recuperar la mística perdida.

De esa forma se ha transformado en uno de los grandes modelos empresariales de los últimos años.

Sus conferencias reúnen a los principales ejecutivos del mundo, y en sus discursos nunca faltan palabras como “lazos emocionales”, “corazón”, “benevolencia” o “conciencia”.

Para muchos Schultz es una de las grandes luces surgidas en el mundo de los negocios.

También podría interesarte:

Comentarios