Estilo de Vida

Guía para el cuidado de los dientes

Estilohoy.com te trae algunos tips para que luzcas una sonrisa atractiva y cautivadora, encantando a quienes te rodean.

04-04-2010, 5:00:00 PM

Son nuestra carta de presentación y reflejan en gran medida el carácter y apariencia de las personas. Unos dientes blancos, limpios y relucientes además de ser un muy buen hábito, te permitirán sobresalir incluso, en la más compleja de las citas.
 
En Estilohoy.com te dejamos algunos consejos para que luzcas una sonrisa brillante y atractiva.
 
– En primer lugar debes saber que las bebidas y los alimentos demasiado pigmentados como las sodas, tés, frutas, jugos, vino y bebidas, aceleran la degradación de los dientes, por lo que te recomendamos no abusar de ellos.
 
– Escoge alimentos frescos, como legumbres o frutas y opta por el chocolate en vez de dulces. En caso de que no puedas cepillar tus dientes después de una comida, trata que el último alimento sea uno protector. Puedes elegir queso, un vaso de agua o incluso un chicle sin azúcar.
 
– No recurras a comidas a deshoras y como máximo come cinco comidas al día (desayuno, algún snack a media mañana, comida, merienda y cena), ya que como es lógico no siempre podrás cepillarte y eso afectará tu dentadura.
 
– La bebida y los alimentos ácidos antes de acostarse tampoco son recomendables. Por su parte, el tabaco tiene como efecto el amarillo de los dientes, además de provocar mal aliento. A largo plazo el cigarrillo deja un tono oscuro en los dientes, por lo que suprime de tus hábitos, el tabaco, alcohol y cafeína.
 
El cepillo, la clave
Un buen cepillo puede marcar una gran diferencia entre una bonita y cautivante sonrisa y una que no lo sea. Por esto, es importante que te cepilles los dientes de manera regular y frotando cuidadosamente hasta el fondo de la mandíbula.
 
El cepillo debe ser de dureza media, no uno muy blando ni muy duro. En caso de que tus encías sean frágiles, elige uno de cerdas flexibles. Por el contrario, si tus dientes son robustos, deberás optar por cerdas más duras. De esta forma mutiplicarás las posibilidades de mantener los dientes blancos.
 
Es indispensable un cepillado de tres minutos después de cada comida -mañana, mediodía y noche- que permitirá eliminar los residuos que se te hayan quedado entre los dientes. ¡Además disfrutarás de un aliento fresco!


– Para obtener un buen cepillado, debes comenzar por las muelas, continúa con uno de los costados, luego los frontales, a continuación el costado restante y los otros juegos de muelas (superior e inferior izquierdo o los contrarios dependiendo de con cual hayas comenzado). Debes permanecer por lo menos 30 segundos en cada una de las áreas mencionadas sin hacer demasiada presión, ya que estos sólo provocará que lastimes tus encias y sangren.


– No utilices el mismo cepillo por más de dos meses. También debes dar prefrencia a un dentrífico con fluor que refuerce el esmalte para tener unos dientes más sanos. El hilo dental también es imprescindible por lo menos una vez al día para eliminar los residuos que el cepillo no consigue sacar.
 
– Utilizar un enjuague bucal es también una excelente opción. Consulta a tu dentista para saber cual es la mejor alternativa.
 
– Visita al dentista por lo menos dos veces al año para que cheque tu salud bucal.
 
Productos para el blanqueado
Cada vez es más habitual utilizar productos blanqueadores que se pueden conseguir en farmacias y auto servicios. Permiten alcanzar un tono más próximo al blanco y se suelen usar durante dos semanas para un rendimiento perfecto. Eso sí, los resultados varían dependiendo la persona.
 
Para su aplicación se debe utilizar una especie de bastoncillo y después dejar que se seque unos segundos. Si optas por su uso regular, debes dejar pasar al menos seis meses para repetir el tratamiento. Estos productos están hechos a base de peróxido de hidrógeno por lo que sólo se pueden usar en dientes sanos. Existen también pequeñas tiras que se colocan sobre los dientes una o dos veces por semana durante 15 días.
 
Por último para enfrentar el sarro visita al dentista quien también procederá a pulir tus dientes, para una grata, fresca y atractiva sonrisa.