Estilo de Vida

Guía de alimentación al ejercitarte

Despejamos todas las dudas respecto a qué debemos comer o descartar cuando hacemos ejercicio. Conoce las respuestas y aplícalas.

23-11-2010, 5:00:00 PM

Si eres deportista profesional o amateur y tus dudas son respecto a la alimentación que debes mantener antes y después de tu rutina de ejercicios, presta atención a esta nota donde buscamos despejar la mayor cantidad de incógnitas.
 
LAS REGLAS
 
· Primero: si vas a hacer ejercicio lo mejor es comer una hora después de la rutina. ¿Por qué? Por que es el momento en donde el cuerpo está más dispuesto a  absorber los nutrientes y convertirlos en energía. Así, obtendrás un mejor rendimiento.

· Segundo: lo más recomendable para comer antes de hacer ejercicio son los alimentos ricos en carbohidratos, ya que se digieren más rápido.

La comida pre-competitiva tiene dos propósitos principales. Uno es evitar que el atleta sienta hambre, y el otro es mantener los niveles óptimos de glucosa sanguínea, y de glucógeno muscular y hepático.


Esta comida debe incluir alimentos que sean ricos en carbohidratos, como el pan, arroz, pasta, cereales, baguetas, frutas como manzanas, naranjas y bananas, o vegetales como papas y maíz.

· Tercero: después de hacer ejercicio no descartes alimentarte. Una buena estrategia de nutrición después del ejercicio sienta las bases de una buena recuperación del atleta, tanto de sus reservas energéticas como de la detoxificación de desechos metabólicos, permitiendo además una mejor acción del entrenamiento.

Es necesario que el cuerpo recobre energía y para eso nada mejor que una mezcla de carbohidratos y proteínas, como una mezcla de arroz y pollo, yogurt con almendras o una malteada de plátano.

Los músculos están más receptivos para captar glucosa y rellenar sus reservas de carbohidratos durante las primeras dos horas de descanso después de un ejercicio intenso. Por eso, una dieta postcompetitiva pobre en carbohidratos impide una óptima recuperación.

No olvides por supuesto el agua para rehidratarte y limpiar el cuerpo de los desechos que genera el ejercicio, mejorando el proceso de recuperación.
 
· Cuarto: un grave error es creer que es saludable comer pocas calorías después del ejercicio. Si es tu caso, olvídalo ya.

Ahora si eres de aquellos que se queja de que el ejercicio les mata el apetito, los jugos de frutas naturales son la mejor opción para ingerir tras la actividad física.

· Quinto: dile no, durante las primeras dos horas de descanso, a las comidas altas en azúcar, como golosinas o bebidas, pues, según un estudio de la revista Journal of Applied, Physiology, estos alimentos afectan negativamente tanto a tu sensibilidad a la insulina como a tu producción de hormona humana de crecimiento.