Gastronomia

Los halagos que Anthony Bourdain le dedicó a la comida mexicana

Anthony Bourdain viajó varias veces a México, donde probó los tacos al pastor, el chicharrón en salsa verde, y los gusanos de maguey, entre muchos otros platillos.

08-06-2018, 2:03:35 PM
Anthony-Bourdain-en-Mexico

Anthony Bourdain tenía conexión especial con México y los mexicanos y en varias ocasiones se refirió a ella. Esta relación nació en la cocina, literalmente.

Durante años ‘Tony’ fue jefe de cocina de Les Halles, en Nueva York, un lugar en el que -como muchos de los restaurantes de las ciudades más importantes de Estados Unidos- la mayoría de los cocineros eran mexicanos. Entre los fogones su relación fue siempre de camaradería. “Son mis amigos, ellos cuidaron mi espalda por 28 años”.

Por esta razón, Bourdain visitó varias veces nuestro país. “Sin reconocimiento ni gloria ellos son los que hacen la mayoría de la comida de los mejores restaurantes de Manhattan”, aseguró al inicio de un programa que dedicó a la frontera, en su famosa serie “No Reservations”.

Durante sus viajes, Bourdain recorrió el país y probó algunos de los platillos más reconocidos de la cocina mexicana. ¿Qué pensaba de cada uno de ellos? Aquí te lo decimos:

Tacos al pastor: Cuando grabó el capítulo dedicado a nuestro país de su programa No Reservations, Bourdain visitó el minúsculo puesto de El Huequito, en la calle de Ayuntamiento del centro histórico. Definió ‘los de pastor’ como un platillo “inspirado en el shawarma y con una mezcla específica de especias y ajo y un sorprendente color naranja”; y los calificó como “sorprendentemente buenos y con un sabor realmente fresco”.

Tacos de bistec (o de asada): En el mismo programa, Anthony Bourdain pasó por Piedras Negras en su camino hacia el sur del país. Ahí se detuvo a cenar en un puesto de tacos de bisteck, “Tacos mexicanos tradicionales, frescos, rápidos y con buenos ingredientes: carne picada sazonada con cilantro, cebolla, salsa verde recién hecha y tortillas”.

¿Qué le parecieron? “este es el alimento perfecto para mí. Así es como me gusta la comida y por qué me gusta la comida”.

Chicharrón en salsa verde: En la Ciudad de México, Bourdain visitó la Fonda Margarita, donde probó prácticamente todos los guisados de un desayuno tradicional chilango: huevos rancheros, huevos tirados, chiles rellenos, bistec en pasilla, albóndigas y, por supuesto, el chicharrón en salsa verde.

¿Qué le pareció? “la salsa es asombrosa, increíble, es muy tierno”. En general quedó asombrado por todos los platillos de la Fonda: Sería un error pensar que esto es comida simple. La profundidad de los sabores sabor y la interacción sofisticada entre el picante y el dulce, agrio y salado, no es fácil de conseguir”.

Gusanos de maguey. En sus inicios, Anthony Bourdain visitó Puebla. Ahí probó por primera vez los gusanos de maguey, que le sorprendieron gratamente. “Todo se trata de la textura y no tiene mucho sabor. Tiene una especia de ahumado muy ligero, pero básicamente”. Pese a que le gustaron, reconoció que nunca los probaría de nuevo. 

Escamoles ¿Cómo pueden ser los huevos de hormigas más grandes que las hormigas? Preguntó antes de probarlos. ¿Su opinión? “Me gustan, esto es perfectamente bueno… los huevos por sí mismos tienen un ligero sabor a madera, casi a hongos”.

Some of the most awesome cooks in Mexico–or anywhere for that matter.

Posted by Anthony Bourdain on Monday, April 7, 2014

También podría interesarte:

Comentarios