Estilo de Vida

Gastronomía rusa, una cocina de muchas culturas

Conoce la variada propuesta culinaria de este país europeo, que mezcla a la perfección la influencia asiática y del viejo continente.

19-04-2010, 5:00:00 PM

Rusia es un país multicultural, con influencias de Asia y Europa, realidad que no escapa a la hora de observar su gastronomía que se distingue por una riqueza innumerable de platos y sabores.

Sus fundamentos gastronómicos están asentados en la comida campesina de las poblaciones rurales ubicadas en lugares con un clima extremadamente frío, donde existe abundancia de pescado, aves de corral, setas, frutas del bosque y miel. Como complemento a estos productos los rusos suelen incorporar a su cocina una importante variedad de panes, cereales, cervezas y el afamado vodka, que no puede faltar en la mesa de un ruso.


Las sopas también son de una asombrosa variedad, elaboradas la mayoría en base a carnes y pescados, delicias que se enriquecen con el agregado de diferentes productos como la leche y los tártaros, influencia derivada de su contacto con los mongoles, la ruta de la seda, la proximidad de Cáucaso, Persia y la cercanía con el Imperio Otomano.   


Platos típicos
Debido al rigor del clima, los platos rusos suelen aportar una gran cantidad de calorías, ya que en el invierno se necesita energía.


A la hora de las sopas la más popular es la Borsch, de origen ucraniano y preparada en base a remolacha, papas, col y carne, así como también la sopa Schi de col y la sopa Ujá o sopa de pescado. A diferencia de España donde las sopas calientes se toman sobre todo en invierno, en Rusia se toman todo el año. En verano se añaden las sopas frías como el Borsch frío, o la sopa Okroshka. En las  casas rusas, se considera saludable tomarlas todos los días como el primer plato de la comida.

La ensaladilla rusa es una de las mejores opciones a la hora de optar por una entrada. Se le conoce  también como ensalada Olivié y es tradicional del país. Elaborada en base a papas, chícharos y mayonesa, no puede faltar en la fiesta de Fin de Año. Otro plato preferido de los habitantes es el pelmeni, parecido al ravioli, el cual se come acompañado de “smetana” o mantequilla. De origen siberiano, está compuesta de papas, col, requesón dulce y guindas.

Los platos preparados en base a masas también gozan de gran aceptación, por ejemplo, las empanadas Pirozhkí y Pirogí, rellenas de col, carne, pescado, papas y requesón, dependiendo del gusto del comensal.

El caviar es otro de los productos famosos. Existen dos tipos: rojo (de salmón) y negro (de beluga, esturión, sevruga, procedente del mar Caspio). Del caviar negro, el más valioso es de beluga y también el más caro; lo podrás probar solo en los restaurantes de lujo o comprar en latas en algunas tiendas.

A la hora de las bebidas el es un infaltable y se suele tomar a cualquier hora del día, siendo el preferido el negro con azúcar y limón sin leche. Para los tragos, el vodka no puede estar ausente. Nunca lo mezclan con otras bebidas y no le ponen hielo, sino que la botella se enfría completamente. Además, no lo beben antes o después de comer sino que se acompaña con entremeses. Al momento de su consumo se deben pronunciar muchos brindis, siendo el más típico el “Na zdoróvie” que significa ¡salud!


Por último, los postres rusos son deliciosos, dulces y ligeros. Uno de los más conocidos es el Blini, que consiste en delgados panqués.


Los restaurantes de San Petersburgo suelen funcionar desde el mediodía hasta la medianoche por lo que son una gran alternativa para disfrutar de la variada y exótica comida rusa, mientras que en México puedes optar por el Restaurante Kolobok, ubicado en Santa María La Ribera, una de las colonias más tradicionales de la capital.

Comentarios