Estilo de Vida

Gastronomía italiana, diversidad que complace al paladar

La variedad cultural del país de la bota se refleja en su cocina, cuya tradición y buen gusto la elevan al nivel de las mejores. Conócela.

05-04-2010, 5:00:00 PM

Italia es un país multicultural y su gastronomía no escapa a esta realidad. Por el contrario, los manjares y delicias propios del país europeo exponen de forma insuperable esa curiosa fusión de tradiciones peninsulares e insulares, que dieron como fruto a Italia.


Imitada en todos los rincones del mundo, al momento de imaginarse un platillo típico de los italianos es inevitable pensar en la pizza, plato tradicional, aunque aún se discute si su origen corresponde a Italia o a Grecia


Más allá de este dilema, lo cierto es que desde la antiguedad ha estado presente, sobre todo en la cocina napolitana. En ese lugar y durante los siglos XIV y XVII, el hábito de comer pizzas se contagió a todas las casas, surgiendo locales especializados, entre los que se distinguió  el Pietro e basta Cosi, establecido en 1780 y que es reconocido como la primera pizzería moderna del mundo.


Elaborada en base a trigo y harina, ofrece una multiplicidad de sabores ya que puede rellenarse con una gran cantidad de productos, siendo los más tradicionales el queso mozarella y la salsa de tomates. También se puede acompañar de jamón, orégano, berenjena, tomates, alcachofas, huevos, olivas y salchichas.


Otra de las grandes especialidades de la casa son las pastas, que compite en popularidad y reputación con las pizzas. Al igual que éstas, se pueden preparar de diversas maneras, aunque rara vez se suele comerla como plato principal, sino que generalmente se sirven como entrada.

Si piensas que los italianos son fans de las pastas y por lo mismo no pueden faltar en ninguna ocasión en su mesa, estás en lo cierto, ya que las preparan a la mantequilla, parmesano, con ragú de carne, salsa carbonara, aceite de olivas y frutos del mar, entre otros. ¿Las predilectas? Spaghetti, capelleti, ravioli y tortellino pansotti.

Las carnes y pescados tampoco están ausentes, destacando el ossobuco, la bisteca a la florentina, el bollito misto o la busseca. A su vez los embutidos tienen fama internacional como el famoso prosciutto italiano, la mortadela o el salami. Se los come acompañando otros platos o en los famosos paninis, similar al bocadillo español. El pescado en tanto es abundante en las zonas con costa mediterránea y es muy elaborado especialmente en Sicilia.


El arroz, conocido como risottos, también sufre una preparación especial, generalmente cocidos con clados olorosos y una mezcla de especias como el azafrán a la milanesa y el timbal a la piamontesa.


Los quesos son otra de las grandes delicias que no se pueden dejar de lado en Italia. Reconocidos internacionalmente y protegidos por la legislación europea destacan el Gorgonzola, el Mascarpone, el Mozzarrella, el Pecorini y el Tomini, por señalar algunos.


Pero no sólo la comida es famosa. Las bebidas y vinos también gozan de prestigio y es obligación probarlas en cualquier viaje a Italia, actualmente el mayor productor mundial de vinos y cuyas marcas se distinguen por su calidad y sabor en todos los rincones del planeta.

En el DF, una gran alternativa es el restaurante La Cosa Nostra ubicado en Polanco, donde podrás disfrutar al aire libre las delicias de Italia.

También podría interesarte:

Comentarios