Estilo de Vida

Fleet Foxes, al ritmo soft de la vida

Una banda de indie folk que poco a poco se ha consagrado dentro de un mercado que en un principio no supo entender su forma ni fondo. Se escuchan alto y cantan despacio…

28-05-2009, 5:00:00 PM

Seetle da a la luz a una buena banda de indie folk: los Fleet Foxes.


Bohemios, barbudos…hippies hasta la médula. Son cinco chicos que por el año 2000 se apasionaron por la música barroca, lo psicodélico, sin descuidar el folk clásico ni el pop de california.


Los Patrulla de Zorros, como es su traducción literal, cantan sobre amigos, familia, naturaleza e incluso sobre la historia de Estados Unidos…temas que a ellos les interesan y que gracias a sonidos bien llevados en guitarras acústicas terminan por encantarnos..


Respecto a alguna clasificación, encajan en el término acuñado por periodistas del ámbito musical conocido como “nuevo movimiento acústico”. Éste definió a una serie de artistas que estaban surgiendo en ese momento y que aparentemente tenían en común el uso de la guitarra acústica como instrumento predominante.


Todos se burlaron del nombre, pero…wow… a todos les sirvió para marcar el surgimiento de una nueva camada de grupos que regresaron al folk, y pudieron en parte desplazar al rock más duro.


Las canciones de Fleet Foxes son algo así como un escape. Escucharlos en el departamento, cómodos en el sofá,  y con los ojos cerrados nos transporta sin darnos cuenta a paisajes idílicos, escenas que se alejan del ritmo de vida urbano, al compás de flautas, pianos y baterías muy melódicas.


Si bien no son grandes historias que contar, los relatos en su pequeñez dejan un gustillo agradable y con ganas de más.


“White Winter Hymnal”, considerado uno de los mejores temas de la banda, lleva el ritmo gracias a un tambor, que se asocia al ritmo de un corazón. Al final de la canción, el silencio del tambor simboliza que la vida se extingue.


No todo es tristeza, no, claro que no. Hay espacio para momentos de tranquilidad espiritual, para la introspección, para los gratos recuerdos.


En verdad, Fleet Foxes, es un grupo que no se digiere rápido, pero cuando lo “agarras”, con paciencia, te entrega gratos momentos. En un principio desconcierta, o su “pasividad” perturba, pero poco a poco esa tranquilidad y apreciación de cosas simples atrapa y se hace algo que tú desearías tener cada día.
 
 
 
                                                                                                                  By Antífona.

También podría interesarte:

Comentarios