Estilo de Vida

Entrevista con la mejor directora del 2009

Estilohoy.com te presenta algunas impresiones de Kathryn Bigelow, la mujer que conoce el arte de dirigir y el placer de ganar.

10-06-2010, 5:00:00 PM

Isabel Cárdenas Cortés se encontró con Kathryn Bigelow durante el Festival de Venecia y tuvieron oportunidad de charlar sobre la película que ella dirigió y coprodujo, y que más tarde obtuvo seis premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinamtográficas de Hollywood.


Aunque muchos lo desearan, pocos críticos de cine y espectadores esperaban ver a una mujer ganar el Oscar a Mejor Dirección. Además, todas las previsiones indicaban que Avatar, de James Cameron, se iba a llevar el premio a la mejor película. Sin embargo, cuando Barbra Streisand presentó la presea a la mejor dirección diciendo: “el momento ha llegado…”, todos sabíamos que se refería a que por fin una mujer directora se lo había llevado. Minutos después Tom Hanks le daba también el premio a la Mejor Película.  Como quiera que sea y quizá un poco a pesar de sí misma, Bigelow se ha convertido ya en un hito para la historia de Hollywood, en particular respecto a filmes bélicos, con sus cinta The Hurt Locker (Zona de Miedo).


¿Por qué crees que tan pocas mujeres dirigen filmes de acción o thrillers como los tuyos?
Es algo muy difícil de responder. Me parece confusa la idea de que existe una cierta bifurcación en lo que se refiere al género y no concibo mi proceso cinematográfico desde este punto de vista. Me gustaría que creáramos un mundo más allá de los géneros. En conclusión, soy simplemente alguien que se dedica a dirigir cine.


En tu filme hay un elemento muy importante: el heroísmo, pero también está la temeridad de los soldados y la frontera entre ambos pronto parece desvanecerse. ¿Cómo mantuviste el balance durante la filmación?
Creo que eso tiene mucho que ver con cómo fue concebido el protagonista y cómo fue desarrollado el arco dramático de la historia: como resultado de la observación personal. Creamos algunos personajes basándonos en los soldados reales que Mark Boal (guionista y co productor) conoció en el campo de batalla en Bagdad, basándonos en perfiles sicológicos interesantes, conmovedores y sobre todo específicos a este conflicto.


¿Qué te motivo a hacer una película sobre la guerra?
La oportunidad de trabajar en algo que es verdaderamente relevante, y al mismo tiempo que podía hacerlo a través de un medio con el que estoy muy familiarizada. Ser capaz de crear una experiencia cinematográfica basada en las vivencias de Mark en Irak. Así que tenía toda la acción centrada en el realismo: pudimos filmar en Medio Oriente, fue algo realmente auténtico en todos los niveles.


Además estaba la posibilidad de hablar de un tema que casi no se toca en Estados Unidos. No sé si lo sepas, pero ésta es una guerra que casi no se reporta y por lo tanto, mucha gente está ávida de saber. Así que cuando Mark regresó de Irak, decidí aprovechar la oportunidad para llevar esta historia a la pantalla grande, de poner a la audiencia en los zapatos de los soldados, de darle una opinión verdaderamente documentada de este conflicto.


Tu punto de vista se aleja un poco de los de otros cineastas que han abordado este tema, como Brian de Palma en Redacted o In the Valley of Elah, de Paul Haggins, ambas de 2007. También parece haber diferencias entre norteamericanos y europeos.


Cualquier guerra es trágica sin excepciones. Sobre la diferencia en cómo los europeos y los norteamericanos ven este conflicto en particular, la verdad es que no puedo hablar por todos los estadounidenses. Lo que sí creo es que, conforme nos acercábamos a las elecciones, los candidatos hablaban fundamentalmente de dos tópicos: la economía y la guerra. Pensaban obviamente que estos temas les interesan a los ciudadanos; si no, no les habrían dedicado tanta atención. Personalmente pienso que es un tema por el que cualquier norteamericano responsable debería por lo menos sentir curiosidad. Y lo cierto es que antes del 2008 había muy poca información al respecto.


No cabe duda que cuando hicimos esta entrevista, Kathryn Bigelow estaba lejos de imaginarse que su película se llevaría seis premios de la Academia y que su vida como profesional cambiaría para siempre…

También podría interesarte:

Comentarios