Buscador
Ver revista digital
Entretenimiento

¿Cuál es el origen del Día de Muertos en México?

18-10-2021, 4:57:15 PM Por:
día-de-muertos-reuters
Créditos: Reuters

Las fechas para montar ofrendas y visitar a nuestros difuntos en los panteones están muy cerca. ¿Sabes cómo se originó esta singular tradición?

La muerte tiene un significado diferente para cada cultura y país en el mundo. En México, el Día de Muertos es sinónimo de celebración. No significa que no la tomemos con respeto, sino que aún festejamos la vida de quienes ya no están con nosotros —al menos no en este mundo—.

Entre ofrendas, música, color y nostalgia, cada año recordamos a nuestros difuntos con una sonrisa y su recuerdo presente en nuestros corazones. Los días oficiales para conmemorar la tradición son el 1 y 2 de noviembre, pero la ofrenda empieza desde la puesta del altar, a principios de octubre. 

Te podría interesar: Desfile de Día de Muertos regresa a CDMX: Fechas, actividades y medidas contra Covid-19

El origen

¿Por qué se festeja el Día de Muertos? Esta tradición tiene su origen mucho antes de la Conquista, en el México prehispánico. Los Mexicas, una de las culturas más grandes de nuestro país y latinoamérica, tenían una interpretación muy particular de la muerte.

Ellos creían en el Mictlán, el inframundo al que llegan la mayoría de los fallecidos, cuyo nombre significa “lugar de los muertos”. El Mictlán está dividido en 9 niveles por los que hay que pasar superando sus pruebas y así llegar al descanso eterno.

Según la cultura mexica, los difuntos hacen un viaje de 4 años para llegar al Mictlán y son guiados por un Xoloitzcuintle, raza de perro única en el mundo y originaria de México. Además, existen otros 3 lugares a los que las almas pueden llegar, según la causa de su muerte:

  • El Tonatiuhichan: También conocido como “Casa del Sol”, es el lugar de descanso de los guerreros que murieron en batalla, los sacrificados y las mujeres embarazadas.
  • El Tlalocan: Las almas cuyas muertes se relacionan con agua encuentran aquí su último lugar de descanso.
  • El Chichihualcuahuco: Lugar en donde los que fallecieron de bebés son amamantados por un gran árbol hasta el momento en que les toca nacer de nuevo.

El ‘Día de Muertos’ después de la Conquista

Los Mexicas celebraban a sus muertos después de la temporada de cosecha, entre los meses de septiembre a noviembre; es por estas fechas que los conquistadores españoles celebraban el ‘Día de Todos los Santos’ y el de ‘Los Fieles Difuntos’.

Al conquistar México, la iglesia católica hizo que los festejos de Día de Muertos sean el 1 y 2 de noviembre, fusionando ambas tradiciones. Después de evangelizar a los nativos mexicanos, prácticas ancestrales como el enterrar a los difuntos en la casa cambiaron a, por ejemplo, depositar los restos en las iglesias.

Te podría interesar: CDMX siembra 260 mil flores de cempasúchil para festejo del Día de Muertos

Además, se adoptaron costumbres como los altares, donde se acostumbra rezar por los fallecidos, poner comida, fotografías y pertenencias del difunto que le agradaban en vida. 

Créditos: México Desconocido

Una celebración ‘a la mexicana’

En tiempos modernos, la celebración toma lo mejor de ambas culturas para festejar a nuestros difuntos. Hay algunos estados de nuestro país que tienen su propia forma de celebrar el Día de Muertos.

Cada familia tiene su propia forma de festejarlo, pero la tradición que no puede faltar en todo hogar mexicano es el altar: Una mesa decorada en la que festejamos la vida de nuestros difuntos, rezamos por sus almas y les ofrecemos su platillo favorito, así como los objetos que les pertenecieron en vida.

Además de fotografías, recuerdos y comida, un buen altar de muertos debe llevar:

  • Flor de Cempasúchil: Esta flor es común en temporada de finados y se cree que tanto su aroma como su color ayudan a las almas a llegar hasta su ofrenda.
  • Veladoras y Cirios: Según la creencia cristiana, la luz de las velas da paz y esperanza a las almas de los difuntos, sirviendo como guía para llegar a casa.
  • Incienso: El incienso es característico del Día de Muertos en México, pues según la tradición, purifica el ambiente. En tiempos modernos, se puede usar desde el más tradicional, hasta los que emanan agradables olores.
  • El Agua: Nunca debe faltar en una ofrenda, pues sacia la sed de nuestros muertos. Es uno de los elementos más importantes en un altar, ya que se cree que el líquido vital es un puente que une ambos mundos y que les facilita encontrar su hogar.
  • Sal: Elemento utilizado en los altares para que el espíritu que llega de visita no se pierda ni se corrompa durante su visita al mundo de los vivos.
  • Pan de Muerto: Cuya forma representa el ciclo de la vida y la muerte, teniendo en la cima una bolita que representa el cráneo y a su alrededor, los huesos.

Ya sea por tradición, festejo o convicción, el sentimiento que todos compartimos, especialmente en Día de Muertos, es el mismo: el amor por la familia.

Lo último:

Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios