Estilo de Vida

Enfermedades crónicas: la peor amenaza para la salud

¿Sabías que de acuerdo a un estudio las enfermedades crónicas son la mayor causa de muerte en la población? Descubre cuáles son y cómo prevenirlas.

11-05-2011, 5:00:00 PM

De acuerdo a un reciente informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades crónicas, es decir aquellas que no se transmiten, son la principal causa de muerte en el mundo y, lo que es peor, están en aumento.


Dentro de estas enfermedades se incluyen, por ejemplo, el cáncer, la diabetes o los trastornos cardiovasculares. Según el reporte, en el año 2008 murieron 36.1 millones de personas a causa de alguno de estos trastornos de salud.


Otro dato a destacar es que la mayoría de las muertes ocurrieron en países de bajos y medianos ingresos. Según la OMS, estas enfermedades son una amenaza mayor para salud que las patologías infecciosas, como la malaria, la tuberculosis e incluso el sida.


Además, de acuerdo a la directora general de la OMS, Margaret Chan, el hecho que estas enfermedades vayan en aumento “presentan un enorme desafío”.


La vocera del organismo de salud dijo que “en algunos países, no exageramos al describir la situación como un desastre inminente. Un desastre para la salud, la sociedad y, principalmente, para todas las economías”.


Además, explicó que estas enfermedades crónicas representan un duro golpe al desarrollo de los países, pues causan pérdidas económicas y empujan a muchas personas debajo de la línea de la pobreza.


Enfermedades cardiovasculares: primera causa de muerte
El estudio recopiló estadísticas de mortalidad provocadas por enfermedades crónicas durante el año 2008 y encontró que la mayor causa de muerte se debe a enfermedades cardiovasculares: infartos, derrame cerebral y cardiopatías.

Éstas fueron responsables de la muerte de 17 millones de personas en el mundo, es decir, 48% de la población.


Tras las enfermedades cardiovasculares, se sitúa, en segundo lugar, el cáncer. Esta enfermedad causó 7.6 millones de muertes. Luego, las enfermedades respiratorias (que incluyen asma y enfermedad pulmonar obstructiva crónica) ocasionaron 4.2 millones de muertes.


Finalmente, la diabetes fue causa de 1.3 millones de fallecimientos, según explicó la OMS.


Otro dato es que más del 80% de muertes por enfermedades cardiovasculares y diabetes y casi 90% de muertes por enfermedades pulmonares obstructivas crónicas ocurrieron en países de bajos y medianos ingresos.

Lo triste es que millones de esas muertes se podrían haber prevenido con una mejor implementación de las medidas de salud que existen hoy en día. Entre esas medidas, por ejemplo, la OMS mencionó controles más severos con los programas antitabaco, además de la promoción de dietas sanas, actividad física y reducción del consumo de alcohol. Además, por supuesto, mejor acceso a los servicios de salud.


Es necesario recordar que 80% de las muertes por enfermedades cardiacas y cerebrovasculares, ocurren por consumo de cigarro, malas dietas y falta de actividad física.


El escenario en América
En América son las enfermedades crónicas las principales causantes de muertes. La diabetes tiene un papel importante, pues las personas que sufren de esta enfermedad tienen mayor riesgo de sufrir un derrame cerebral o accidente cerebrovascular.


En Europa en tanto, es el cáncer. Principalmente el de pulmón, en el caso de los hombres, y el cancer de mama, en las mujeres.


Respecto a las edades, el informe dice que “casi 30% de las personas que mueren a causa de enfermedades crónicas en países de bajos y medianos ingresos son menores de 60 años”.


“Ésta es una gran pérdida, no sólo a nivel individual sino porque afectan profundamente a la familia y a la fuerza laboral de un país”, concluye el reporte.

También podría interesarte:

Comentarios