Estilo de Vida

El velero más grande del mundo

Te invitamos a recorrer el Caribe a bordo de este magnífico barco de vela, con todas las comodidades y paradas en y lugares poco frecuentados.

11-04-2010, 5:00:00 PM

Por Theda Acha


A bordo del Royal Clipper puedes iniciar una maravillosa travesía por las islas del Caribe. Los clipper son barcos de vela que nacieron a comienzos del siglo XIX y revolucionaron la navegación en aquella época, pues gracias a su velocidad redujeron el tiempo de viaje entre Asia y Europa.


Posee cinco mástiles, 42 velas, capacidad para 227 pasajeros y lo maniobran 106 tripulantes. Tiene tres niveles, un restaurante en la parte baja, piano-bar, biblioteca, 98 camarotes con vista al exterior, 14 suites de lujo con balcones privados, gimnasio con spa y tres albercas. Los desayunos y las comidas son tipo buffet, y las cenas a la carta. Las mesas se comparten, lo que contribuye a la convivencia entre los pasajeros. Otro de los atractivos del Royal Clipper es que puedes observar las técnicas de navegación y preguntar a los tripulantes acerca de lo que hacen.


Un paseo por las islas
Una vez que abordes el Royal Clipper, el primer punto de anclaje son las pequeñas islas que se extienden hacia el sur de San Vicente. Allí, armado con un snorkel, un bote te dejará a orillas de una blanca playa para disfrutes de la naturaleza. De regreso en el barco zarparás rumbo a Grenada, el mayor exportador de nuez moscada del mundo y el país independiente más pequeño del hemisferio occidental. Estando allí podrás conocer el mundo de las especias a través de los mercados: canela, vainilla, clavo, laurel, café, etc, son los productos que los pobladores comercializan desde hace más de un siglo. Al regresar al velero, es muy probable que encuentres una banda de música local amenizando el ambiente.


Posteriormente arribarás a los Cayos de Tobago, un hermoso grupo de islas y arrecifes con playas de arena blanca y aguas azul turquesa, ideales para practicar algún deporte acuático. Allí podrás nadar entre peces y corales. Luego podrás asistir a una plática sobre el funcionamiento de las 42 velas y subir al mástil equipados con arneses, desde donde la vista es espectacular.


Un delicioso final
Al tercer día llegarás a San Vicente. Allí se encuentran los jardines botánicos más antiguos del Caribe. El clima en esta región tropical es impredecible así que no olvides llevar un paraguas para llegar a Kingstown, la capital, y caminar por sus angostas calles empedradas, admirar la arquitectura caribeña y conocer la catedral de Saint Mary’s, de estilo gótico y cubierta de ladrillos de piedra volcánica.


La siguiente parada será Santa Lucía, otra maravillosa isla donde podrás conocer la cascada Diamante y la bahía de Marigot, para luego partir hacia Martinica, la isla más desarrollada de esta región caribeña. Allí podrás conocer edificios de finales del siglo XIX, la catedral de San Luis con sus grandes vitrales y el museo de arqueología.


Aquí la moneda oficial es el euro pero hay casas de cambio por todos lados. Este es el último punto del viaje, para regresar a Barbados camino en el que el chef te deleitará con una deliciosa cena de fin de viaje.


Para información sobre los tours visita:
www.starclippers.com

También podría interesarte:

Comentarios