Estilo de Vida

El performance arte de Diana Olalde

En esta forma de expresión corporal, la artista ha encontrado la manera más libre y creativa de encarar al público.

23-06-2010, 5:00:00 PM

Para interpretar sus piezas, Diana eligió el nombre de Alicia en homenaje a su madre, el alma de su proyecto. En esta forma de expresión, la artista ha encontrado la manera más libre y creativa de encarar al público.


Vestida como muñeca, con accesorios de plástico y colores birllantes, Alicia se pega unos ojos enormes de papel sobre los propios. Es curioso pero, al tapar su visión, un mundo de sensaciones y percepciones se abre.


En muchas ocasiones ni ella misma se espera las conexiones energéticas que logra hacer con el público en el desarrollo de sus performances. “Tengo mucho cuidado con mis piezas, pienso en el espectador para comunicar algo, no soy agresiva, me gusta la comunicación visual, así que al final de mi trabajo me quito los ojos y me pongo en el piso. Así dejo un resultado visual”.


A Diana Olalde le apasiona reinterpretarse; comenzó a leer los estudios sobre psicología infantil de Jean Piaget, con la idea de entender el pensamiento flexible de los niños, y de esa forma reiniciar nuevas vías de aprendizaje en la vida.     


Viaje al origen
“Para quitar los hábitos del pasado, decidí construir algo desde el origen”. De esa manera puso en marcha una serie de performances utilizando lo que llama materiales originales: agua, tierra, aire y fuego.


Con sus ojos superpuestos, Alicia va acompañada de una  grabadora que emite sonidos de agua, realizados ex profeso por el artista Daniel Lara. Se sube al metro y va de vagón en vagón. “El efecto que causa en la gente es realmente hermoso, pues pareciera que al escuchar los sonidos las personas se van tranquilizando; algunas cierran los ojos y se dejan llevar por el sonido”. De esa manera, Diana se retroalimenta con cada puesta, con cada retorno al origen.


La seducción tecnológica 
Inquieta, Diana siente la necesidad de incorporar tecnología en cada uno de sus performances. Con un grupo de amigos artistas, Daniel Lara, Antonio Betaabelle, y Alejandro Uranga, ha creado el proyecto Tritón. “Entendí que puedo entristecerme con otras personas que hacen cosas diferentes que yo no sé hacer. Con ellos trabajo acciones, experimentando con herramientas electromecánicas: video, fotografía, audio, y procesos de señal de video en tiempo real. Esto aumenta mis expectativas de lo que puede llegar a lograrse en el performance, pero jamás me olvido de mi mejor herramienta: el cuerpo”.


Entre el origen y la vanguardia, Alicia entreteje una gaama de posibilidades sensoriales que enriquece cada interpretación.

Comentarios