Estilo de Vida

El Maserati Gran Cabrio de Fernando Alonso

Descubre las fantásticas características de este lujoso deportivo que en manos del piloto español luce aún más atrevido.

30-03-2010, 4:00:00 PM

Desde su llegada a la Fórmula 1 en el año 2001, Fernando Alonso se ha dado algunos gustos.

Además de ser en gran parte responsable del retiro (que en ese entonces se creyó definitivo) del siete veces campeón Michael Schumacher, al que derrotó en las temporadas 2005 y 2006, fuera de las pistas el asturiano no esconde su pasión por los modelos de lujo, como si conducir un Fórmula 1 no le bastará.


Por el contrario, siempre se ha encargado de guardar en su garage súper deportivos de increíbles prestaciones, generalmente asociados a la marca con la que corre en Fórmula 1. Por ello a nadie extrañó que Fernando aceptara de buena gana un Renault Mégane RS, un Mercedes Benz SLR 722 y ahora su nueva casa, Ferrari, el 458 Italia.


Sin embargo, contraviniendo esa especie de tradición, la última adquisición del actual líder del campeonato mundial fue un increíble Maserati Gran Cabrio, que si bien es de la línea de Maranello, no pertenece precisamente a la mítica Ferrari.


El coche en sí tiene muchas razones para ser el elegido por un maestro de la velocidad, como se reconoce en el mundo al español. Dispone de un escultural y elegante diseño exterior con un clásico tono oscuro granito, que combina a la perfección con el interior en dos tonos, Pearl Beige y cuero en color Bordeaux.


Además está equipado con un sofisticado techo retráctil que tarda tan sólo 20 segundos en abrirse o cerrarse, tiempo que aumenta a los 28 segundos si se incluyen las ventanas, con lo que integra de forma insuperable toda la esencia de Maserati con el vanguardista diseño de Pininfarina.


Su poder y velocidad son impactantes. Cuenta con un motor V8 de 4,7 litros con 440 caballos de fuerza, acoplado a una transmisión automática de seis marchas, que permiten a este convertible pasar de 0 a 100 km/h en sólo 5,5 segundos con una velocidad máxima de 285 km/h.


Como si lo anterior fuera insuficiente, este Maserati dispone de un amplio espacio interior para comodidad de los ocupantes y es perfecto para 4 adultos, con lo que se convierte en el primer cupé convertible de 4 plazas en la historia de la firma.


Con esta joya, Alonso luce toda la velocidad y destreza de campeones tanto en los circuitos como a la hora de dar un paseo.

También podría interesarte:

Comentarios