Estilo de Vida

El Little Bastard de James Dean

El porsche de la estrella de cine fue y sigue siendo un enigma en el mundo del séptimo arte y la carrocería.

13-05-2009, 5:00:00 PM

Autos famosos en el mundo existen por montones, pero uno quizá lleve la delantera. Por su dueño, por las circunstancias en que se hizo famoso y por el misterio que aún lo rodea, el Little Bastard de James Dean es un automóvil que hizo y probablemente continuará haciendo historia.


Apodado así por el mismo actor, el Porsche 550 Spyder que le costó la vida a Dean, tomó carácter de leyenda el día en que ocurrió el fatal accidente, ya que también murieron otras personas que tuvieron contacto con él.


Ideas, locas ideas
Diversas ideas corren entre los fanáticos de Dean y los autos acerca del Little Bastard. Estas con las más conocidas:


· Siete días antes del fatídico accidente, Dean se encontró a la salida de un restaurante con el actor Alec Guinness, le enseñó el Spyder y Alec, que encontró un punto siniestro en aquel coche, le dijo literalmente “si te subes a ese coche te encontrarán muerto en él de aquí a una semana”.


· Eartha Kitt, amiga de Dean le instó en deshacerse de aquel coche, Ursula Address, novia de Dean, también se negó a subir al auto.


· Al llevar los restos a un garaje, el motor cayó y quebró las piernas de un mecánico. El médico que compró esta parte y se la puso a un auto de carreras, chocó y murió poco después. Cuando el automóvil del actor fue reconstruido, el garaje se incendió. El auto fue exhibido en Sacramento, donde se cayó el pedestal sobre el que estaba y le rompió la cadera a un muchacho. Cuando transportaron el vehículo a otra ciudad, el camión que lo llevaba se estrelló contra un comercio. Finalmente, esta serie de suceso finalizó en 1959, cuando el auto se partió inexplicablemente en 11 pedazos, mientras era expuesto sobre una solida base de acero…Creerlo queda al criterio de cada uno.


·Tras recibir el vehiculo en el taller, la patrulla de carreteras de California alquiló el Spyder accidentado a George Barris (dueño en ese momento) para mostrarlo públicamente en varias localidades, como ejemplo de las consecuencias que tienen los accidentes de tráfico. Durante la mini-gira empezaron a suceder cosas extrañas; en Fresno, el edificio donde estaba expuesto el coche, ardió completamente y lo único que quedo intacto fue el propio coche.


· En 1959 la gira del coche concluye y el Spyder es enviado de vuelta al taller de George Barris en el contenedor sellado de un trailer. Cuando abrieron el contenedor se encontraron con que el coche había desaparecido.


Con el paso de los años, se llegó a ofrecer un millón de dólares por la recuperación del coche pero nunca ha aparecido de nuevo…. ¿Lo has visto?  El millón de dólares sigue esperando…


 

También podría interesarte:

Comentarios