Estilo de Vida

Ducati Streetfighter 2010, potencia y calidad italiana

De aspecto agresivo y diseño minimalista el nuevo modelo destaca por su tecnología de punta que incorpora control de tracción. Conócela.

15-04-2010, 5:00:00 PM

La Ducati Streetfighter 2009 parecía encaminada a convertirse en un modelo insuperable. Sin embargo, con la nueva versión, bautizada simplemente como Ducati Streetfighter 2010, la casa italiana revela una vez más que en materia de potencia nunca está todo dicho.


Para conseguir estos espléndidos resultados, incorpora lo último en tecnología de motocicletas deportivas naked, haciendo honor a su nombre con un diseño minimalista y aspecto radicalmente agresivo.


Una de sus máximas innovaciones es la incorporación del control de tracción, convirtiéndose así en la primera motocicleta en serie en equipar este sofisticado sistema, que analiza la diferencia de velocidad de las ruedas para detectar el deslizamiento, evaluando en forma instantánea la situación dinámica antes de proceder a emplear los dos modos de interacción: retardo de encendido y corte de inyección, que actúan en fusión con el mecanismo DTC para facilitar las aceleraciones extremas y el paso por curva.


Su podero motor bicilíndrico en L con 4 válvulas por cada cilindro y refrigeración líquida aseguran excelentes prestaciones, además de que pesa sólo 169 kg. en seco por lo que es una máquina muy ágil y veloz que desarrolla una potencia de 1155 cv a 9500 rpm.


Otras de las grandes modificaciones que presenta la Streetfighter 2010 es que monta los rines de competición, la suspensión Öhlins ajustable y los frenos de competencia tipo Monoblock, además de un analizador de datos y sistema de control dinámico que mide el ángulo de inclinación en los giros.


Asimismo, cuenta con ocho niveles de sensibilidad, cada uno con una progresiva tolerancia de giro y adicionalmente se le puede acondicionar un sistema de cambio de velocidades electrónico que hace la función sin accionar el embrage  ni desacelerar la motocicleta, con lo que obtiene el toque racing característico de su predecesora: la Superbike Demosedici 1098.


Para hacerla aún más avanzada dispone de inyección electrónica Marelli, dos discos semiflotantes de 330 mm y sistemass Brembo con anclaje radial de cuatro pistones y dos pastillas que permiten una elevan aún más el nivel de desaceleración ante cualquier obstáculo.
   
Los colores en los que estará disponible esta avanzada máquina son el rojo y el blanco. Elige el tuyo.